El Clausura 2018 de la Liga MX tuvo un arranque magistral, los equipos jugaban bien, había goles y buen futbol. De inmediato se lo achacamos al año mundialista. Tenía que pasar, todos los jugadores querían o quieren ir a Rusia 2018 y se van a desarmar en cada partido para conseguirlo. Uno de ellos, fue Henry Martín. El ex Tijuana dio de qué hablar desde su transferencia, unos no entendían su llegada al América; otros lo presumían a las Chivas, que se rumoraba querían al delantero.

América fue el ganón y Henry respondió. En cinco jornadas había hecho cinco goles: uno al Querétaro; uno al Pachuca y tres a Lobos BUAP. De inmediato nosotros, los medios, lo inflamos como globo de feria. Exaltados y deseosos de goles convertimos a Martín en portada, los mas aventurados pedían su llamado. Cinco goles lo gritaban.

Lee más: ¿Quién falta y quién sobra en la convocatoria de la Selección Mexicana?

El miércoles, cuando Ricardo Osorio dio a conocer la lista de seleccionados que disputarían los partidos de preparación contra Islandia y Croacia, el corazón de Henry, suponemos, se rompió. No estaba en la lista. Parecía escena del Padrino, Henry Martín marcando dos goles para llevar a su equipo a las Semifinales de la Concachampions y el Parcero borrándolo de la lista, todo sucediendo al mismo tiempo.

El año comenzó trepidante para el otrora Xolo, goles y una convocatoria, cuando México se enfrentó a Bosnia; Henry fue titular, jugó 73 minutos pero no bastaron.

Ni siquiera en América ha sido titular en el torneo local y aún así es el mejor goleador mexicano de la Liga MX. Está en el quinto lugar con cinco goles. Y por si fuera poco su técnico Miguel “Piojo” Herrera, le pidió olvidarse del Mundial. Así de tajante.

“No lo van a llamar, ya hablé con él. Tiene que descartar la Selección porque el entrenador tiene cinco antes que Henry. Siendo honestos, ya le dije que debe olvidarse a la Selección. Me pasó a mí y por supuesto estará listo y si lo llaman es por una situación extrema”, declaró el Pijo esta tarde en conferencia de prensa.

Cuando Herrera dice “me pasó a mí” no sabemos si se trata de cuando dirigió a México en Brasil 2014 o cuando como jugador fue cortado por Miguel Mejía Barón rumbo a Estados Unidos 1994.

Desde la lejanía abrazamos a Henry Martín, otra víctima de los “globeros” mexicanos.