En el mundo existen miles de casos de acoso contra mujeres. Sin embargo, ninguno ha tenido las características o las proporciones de la siguiente historia que le pasó a Alex Morgan.

Jean-Michel Aulas tiene 67 años y es famoso por ser el dueño de Olympique de Lyon, el equipo francés que ha conquistado la Ligue 1 siete años seguidos, entre 2002 y 2008. Sin embargo, el viejo empresario también está a la cabeza del equipo femenil del Club. Este grupo de chicas posee logros mucho más impresionantes que su versión varonil. Han sido campeonas de la liga femenil 10 temporadas consecutivas, desde 2003 han ganado durante ocho veces la Frech Cup y han conquistado la Champions League en tres ocasiones desde 2010.  Con un currículum así, es de esperarse que Aulas busque tener sólo las mejores jugadoras en su equipo de élite, por lo que pensar en los nombres más grandes de la industria no es ninguna sorpresa.

Es así como llegamos a Alex Mogan. Esta futbolista estadounidense juega en el Orlando Pride de la National Woman’s Soccer League, es delantera de la selección nacional de su país y en general es una de las estrellas más grandes del futbol femenil a nivel mundial. Una joya para cualquier Club.

Recientemente, Howler’s Magazine documentó la epopeya que emprendió Aulas para llamar la atención de Alex Morgan y así poder ficharla en su Club. Sin embargo, sus intentos se han tornado un poco “obsesivos”. La primera vez que el francés entró en contacto con la estrella norteamericana fue cuando, sin ninguna razón aparente, la tageó en un comentario a lado de otras jugadoras:

 

Tras no recibir respuesta alguna, Jean-Michel volvió a tagearla, esta vez junto a un comentario que explicaba: “Las mejores jugadoras de América podrían jugar en el mejor equipo europeo: Olympique Lyonnais“.

 

Aún sin respuesta, el francés continuó con sus comentarios incluyendo a Morgan, sin motivo aparente:

 

Cuando se dio cuenta de que Alex jamás respondería a sus tuits, él comenzó a responder a los suyos:

 

A Aulas no parece importarle que la superestrella estadounidense no tenga interés en siquiera contestar sus tuits, él no parece querer darse por vencido. Aulas ni si quiera llegó a la frienzone, ¿hasta dónde lo llevará su perseverancia?