Diego Novaretti, Corona, Giménez y Sambueza, los chicos malos del futbol mexicano

La violencia no es nada nuevo en el futbol mexicano. Si en la grada se suscitan casos de agresiones, la cancha no es tema aparte, pues en varias ocasiones jugadores han...

La violencia no es nada nuevo en el futbol mexicano. Si en la grada se suscitan casos de agresiones, la cancha no es tema aparte, pues en varias ocasiones jugadores han terminado suspendidos muchos encuentros y aquí te dejamos a los chicos malos más recordados de los últimos años.

1.- José de Jesús Corona. En las semifinales del Clausura 2011, después de iniciarse una riña entre jugadores de Monarcas Morelia y Cruz Azul, el portero de “La Máquina” metió un fuerte cabezazo al preparador físico del equipo michoacano. Esa acción lo alejó de la Selección Mexicana, que disputó la Copa Oro. Además, “Chuy” fue suspendido con seis encuentros por la Comisión Disciplinaria.

2.- Christian Giménez. En la misma gresca contra Monarcas, “Chaco” fue uno de los máximos protagonistas, al ser él quien comenzó todo, junto a un aficionado. Christian fue suspendido por la misma cantidad que Corona, por lo que el siguiente torneo lo comenzaron alejados de las canchas.

3.- Rubens Sambueza. Característico por dejarse llevar por sus impulsos, el argentino quedó en evidencia en 2010, cuando todavía jugaba con Estudiantes Tecos. En un cuadrangular en conmemoración del estadio Jalisco, Sambueza dio un “panzazo”  y un pequeño toque con su cabeza al árbitro Román Rafael Medina. Ese accionar le ameritó cinco juegos de suspensión, que cumplió al perderse uno más en ese pequeño torneo y el resto ya en liga.

4.- Dorados-Tecos. El Acenso no está exento de ver agresiones fuera de tono y en el Apertura 2012 estos dos equipos se enfrentaron a golpes por toda la cancha. En total hubo 12 futbolistas expulsados y sancionados, pero los más perjudicados fueron Jesús Darwin Ramírez (Estudiantes) y Paulo Cesar Chávez (Dorados), quienes fueron alejados de los campos de juego por seis jornadas.

5.- Diego Novaretti. La última “joyita” que se une a este selecto club de futbolistas “malos” es el argentino, que se perderá prácticamente la mitad del torneo tras el escupitajo que le propinó a Hirving Lozano en la derrota de León frente a Pachuca. Al igual que Corona y Giménez, Novaretti deberá ver a su club desde un palco por seis semanas, hasta que pueda ver acción en la jornada ocho del Clausura 2017.

Publicidad