Nick Foles y un Super Bowl repleto de récords

Parece un cliché decir que este ha sido el mejor Super Bowl de la historia. Cada año lo escuchamos, igual que la nota sobre las toneladas de aguacate que se...

Parece un cliché decir que este ha sido el mejor Super Bowl de la historia. Cada año lo escuchamos, igual que la nota sobre las toneladas de aguacate que se consumen durante el Super Domingo. Pero este año Philadelphia, Nick Foles y las estadísticas lo sustentan.

El joven y eterno suplente quaterback de los Eagles se enfrentó al veterano y experimentado Tom Brady. Este texto estará repleto de lugares comunes pero es inevitable pensar que Foles representó a la perfecta escenificación de David y, por ende, Brady de Goliat. Necesitamos lugares comunes para festejar lo que los recientes años había sido un lugar común: New England ganando el Vince Lombardi.

El Super Bowl LII derribó varios récords, no solo ha sido el primero que Philadelphia podrá presumir en sus vitrinas sino que también se convirtió en el de más yardaje por parte de ambos equipos con 1,080. La marca la ostentaban DenverWashington con 929.

Además, el hombre del momento, Nick Foles se convirtió en el primer quaterback en recibir un pase y anotar durante un Super Bowl. Un plus para los 28 de 43 pases que completó, tres de ellos de anotación que lo convirtieron en el MVP.

Ahora, después de lo vivido, nos queda claro que Philadelphia recibirá muchas llamadas para preguntar por el que —a pesar de ganar el Super Domingo— se convertirá en suplente, otra vez, con el regreso de Carson Wentz.

No queremos adelantarnos pero estamos seguros que este será el comienzo del fin de la dupla Belichick-Brady. Y está bien, la NFL necesita otras estrellas. Los superhéroes también se jubilan. Bienvenido a la elite del deporte Foles.

Y como llenar de estadísticas esta nota probablemente los hubiera aburrido, acá les dejamos una imagen para que las anoten en su libretita e impresionen a todos a su paso. ¡Enjoy!

 

Publicidad