El futbol americano es uno de los deportes más populares de los Estados Unidos y uno de los más seguidos en nuestro país. La NFL se ha establecido como una de las ligas más poderosas de todo el planeta. Sin embargo, el juego de las estrellas de la NFL, el Pro Bowl, es uno de los partidos menos interesantes y menos seguidos de todas las ligas profesionales del vecino del norte.

Cada año, el Pro Bowl tiene menos sentido, menos audiencia y despierta menos interés. Y es que hay suficientes razones para afirmar que el Tazón de los Profesionales es el partido más inútil de cualquier deporte.

Niño ‘científico’ demuestra que Tom Brady es un tramposo

Los jugadores no lo quieren jugar

El Pro Bowl es el premio que obtienen los jugadores por su buen desempeño a lo largo de la temporada. Una temporada desgastante, llena de contacto, golpes, dolor, a los jugadores seleccionados poco les interesa disputar un partido que no tiene nada en juego.

Además, antes el atractivo era ir a Hawaii. Ahora, el partido se disputa en Orlando.  Y si bien se toma como una fiesta familiar, algunos estelares prefieren declinar y aprovechar el tiempo en otras cosas.

Pro Bowl, Tazón Profesionales, NFL, 2019 Los Pleyers

(Imagen: Getty)

El no asistir no los afecta en absoluto. El dinero que reciben por ganar o perder el partido es una cantidad (58 mil dólares el ganador y 29 mil perdedor) que es mínima, comparada con los sueldos que perciben. Además, el haber sido seleccionados basta para que eso sume a su currículo de cara a una posible nominación al Salón de la Fama.

Los que juegan el Pro Bowl, no se lo toman en serio

El partido en sí resulta extraño. Ver a los jugadores equipados, pero evitan el contacto en lo posible. Es comprensible, pero el espectáculo resulta nulo. Se entiende que los jugadores no se quieren arriesgar a sufrir lesiones, pero las reglas de por sí le restan emociones. Por ejemplo, no hay kick-offs y sólo buscan tocarse para no tener que taclear.

Sería más entretenido ver un partido de tochito bandera.

Los concursos son aburridos

Mientras la NBA tiene el concurso de triples y clavadas y la MLB el Home Run Derby. ¿Sabían que el Pro Bowl también tiene concurso de habilidades? Sí, tiene varias actividades en las que los jugadores compiten para probar quien tiene las mejores manos, la mayor precisión, quien corre las 40 yardas más rápido, quien desplaza más peso (gridiron gauntlet) y dodgeball, o sea, quemados.

¿Alguien sabe o le importa quién gana estos concursos? ¿Se acuerdan quién los ganó en años anteriores? Sí, así de irrelevantes son.

Pro Bowl, Tazón Profesionales, NFL, 2019 Los Pleyers

Trofeo para la Conferencia ganadora en el Pro Bowl (Imagen: Getty)

Falta el partido más importante

Antes de 2010, el Pro Bowl se jugaba la semana después del Super Bowl. La NFL decidió moverlo para tener actividad en la semana previa la partido más importante de la temporada. Eso les ha jugado en contra, porque a muy pocos les interesa ver un partido tan descafeinado, cuando falta el partido que define al campeón. Además, esto ha hecho que los jugadores seleccionados de los equipos que jugarán el Super Bowl no puedan estar en el Pro Bowl, por lo que hay que llamar a otros.

OFICIAL: Estos son los equipos de la NFL que vendrán a México en 2019

Sin duda, por todo lo bien que hace la NFL como liga, el Pro Bowl es su gran pendiente a mejorar.