NFL

Niño ‘científico’ demuestra que Tom Brady es un tramposo

Un niño de 10 años ganó un concurso de ciencia al demostrar que Tom Brady es un tramposo.
Imagen: Getty

Muchos pueden amar u odiar a Tom Brady, pero nadie puede negar su capacidad absoluta para ganar partidos importantes. Lo malo de esto es la ciencia. Esta disciplina está diseñada para comprobar muchas cosas que pasan en el mundo. Y en esta ocasión le tocó a un niño de 10 años demostrar que el quarterback de los Patriots es un tramposo.

La ciencia (disfrazada de niño) confirmó que aquella polémica del Deflagate en la NFL fue hecha con toda intención. Se llegó a la conclusión de que Brady sabía perfectamente que había balones desinflados y utilizó eso a su favor para obtener ventaja en el juego de Campeonato de la Conferencia Americana en 2015, el cual ganó New England 45-7 a Indianápolis Colts.

https://noticieros.televisa.com/ultimas-noticias/amlo-nfl-regresa-mexico-promover-deporte-roger-goddell/

Christopher Davis es un niño de 10 años que participó en la feria de ciencias de la Escuela Primaria Millcreek de Lexington, en Estados Unidos. Y para intentar ganar decidió hacer un proyecto poco común. Decidió demostrar lo que las autoridades de la NFL nunca pudieron comprobar a ciencia cierta: Comprobar que Tom Brady hizo trampa.

Su idea fue que los balones inflados en exceso proporcionan una ventaja competitiva en un juego de futbol americano. Y como parte de las pruebas, Christopher Davis incluyó a su madre y a su hermana para lanzar ovoides de diferentes pesos en el patio. Los resultados, según el niño, mostraron que los balones más inflados viajan a distancias más cortas y los más desinflados vuelan más lejos. Todo eso lo armó en cartulinas.

Esto claramente comprueba la idea de que Tom Brady y los New England Patriots le sacaron ventaja al juego de aquel enero de 2015. El proyecto impresionó a los jueces de la feria y con eso ganó el premio en el cuarto grado de la feria de su escuela.

Después, Christopher le concedió una palabras a BBC News, donde aseguró que si alguna vez conoce al quarterback de 41 años le diría que se retire y que además le diera algo de su dinero, pues él no lo merecía.

New England Patriots jugará el Super Bowl LIII contra Los Ángeles Rams, el cual se llevará a cabo el próximo 3 de febrero en el Mercedes-Benz Stadium, en Atlanta.