Dicen por ahí que todo cambio es para mejorar y seguro quién pensó en eso fue Neymar, cuando decidió dejar el Barcelona para jugar con el París Saint-Germain (PSG), pues se dice que abandonó al club para no vivir en la sombra de Lionel Messi.

Sin embargo, todo resultó al revés. En lugar de brillar en Francia, el brasileño de 26 años ha sido opacado por Kylian Mbappé, además de sufrir lesiones y supuestas rencillas con compañeros del equipo. Debido a esto, diversos medios afirmaron que el futbolista estaría buscando vestir el uniforme blaugrana de nuevo, peeeeero la directiva del equipo ya fue clara: las puertas están cerradas para su regreso.

Neymar dejaría el PSG para regresar al Barcelona

Estos chismes llegaron a los oídos de Josep Maria Bartomeu y en entrevista para Catalunya Radio el presidente del club culé fue tajante en su respuesta: “Se marchó, no volverá y no está previsto que vuelva al Barcelona“. Para luego asegurar que no han tenido “ninguna llamada del entorno del futbolista, no hemos hecho ninguna reunión”.

¿Será que en España están resentidos con Neymar? Bartomeu dijo: “No nos gusta que los jugadores paguen su cláusula y se vayan”, refiriéndose a los 222 millones de euros que pagó el PSG, convirtiéndose en el traspaso más caro de la historia.

Bartomeu tiene confianza plena en su plantilla, por lo que no está en sus planes reforzarse durante el mercado de invierno. “Hay grandes jugadores para dar fuerza, aunque el talento de Messi es innegable. Tampoco tenemos ninguna previsión de fichar a nadie en el mes de enero, excepto que los técnicos nos digan lo contrario cuando se abra la ventana de fichajes. Hicimos una plantilla más corta ya que contábamos con los jugadores del filial para cubrir posibles bajas en el primer equipo”, señaló.

Ahora la FIFA pondría el precio para fichar a los futbolistas

Aunque el seleccionado de la Verdeamarela por medio de redes sociales ya había negado su regreso a España, este fin de semana publicó en sus Instagram Stories un video en el que se veía por las calles de Barcelona con Arthur Melo, alimentando los rumores del posible regreso a su vieja casa, aunque después de hoy, quedó claro que no sería bienvenido.