Todos tenemos un aficionado por dentro, así que cuando es necesario hacemos lo que sea para defender a nuestro equipo favorito, aunque esto amerite que seas expulsado del evento. No importa quien seas, para los hombres de seguridad de la NBA da igual que seas el vocalista de Red Hot Chili Peppers, si cometes un error lo pagas.

La NBA se puso en marcha esta semana y el partido que llamó la atención fue el de los Lakers en contra de los Rockets y precisamente por el resultado final, sino por la pelea que se dio entre Brandon Ingram y Chris Paul (les dejamos el video abajo), quienes se calentaron después de una jugada al final.

Pues hay otra persona que se calentó después de la batalla campal, se trata de Anthony Kiedis, vocalista de la banda de rock estadounidense y quien se encontraba en las primeras filas de la arena. Cuando los jugadores de los Rockets caminaban rumbo a los vestidores, aprovechó para acercarse a ellos e insultarlos.

Uno de los hombres de seguridad lo invitó a tomar su lugar en repetidas ocasiones, pero fue vano, pues Kiedis no contuvo su ira y se fue con todo. Más hombres que resguardaban a los basquetbolistas tuvieron que intervenir y obligar al cantante a abandonar el Staples Center.

 

Anthony reclamó al guardia que lo acompañó hasta la salida, el partido finalizó con marcado a favor de los de Houston por 115-124. 

Los “Baby Lakers” son la respuesta a una vida sin Kobe

No se supo más de vocalista, de hecho todo se supo por un video que comenzó a circular en las redes sociales y se hizo viral. También se desconoce si el equipo o la liga interpondrá alguna sanción por no comportarse en el recinto.