Las lesiones son algo ineludible para los deportistas. En algún momento de sus carreras, sus cuerpos sufren las consecuencias de la actividad física tan intensa a la que son sometidos. No obstante, hay ocasiones que los accidentes durante el entrenamiento o un partido tienen consecuencias terribles. Tal fue el caso de Nerlens Noel, poste del Oklahoma City Thunder durante un partido de temporada regular de la NBA.

NBA y Televisa estrechan su relación para beneficio del público mexicano

En el partido entre el equipo comandado por Russell Westbrook y los Minnesota Timberwolves de Andrew Wiggins, Nerlens Noel cayó aparatosamente para tratar de evitar que el propio Wiggins pudiera clavar el balón. Hizo falta y al caer, su cabeza rebotó de manera brutal contra la duela. Transcurrían los últimos cinco minutos del tercer cuarto, cuando el silencio se apoderó de la Cheasepeake Energy Arena, casa del Thunder.

El resultado del golpazo que sufrió el pivote del Oklahoma City Thunder fue su inminente traslado al hospital local. De  acuerdo con un reporte de Shams Charania, de The Athletic, que luego fue confirmado por la franquicia, el jugador de Oklahoma City fue diagnosticado con una conmoción cerebral, descartando cualquier tipo de fracturas y cuestiones de mayor gravedad. Una situación positiva considerando la primera impresión que dejó la acción, que hizo temer lo peor.

Nerlens Noel, Oklahoma City Thunder, Conmoción Cerebral, NBA Los Pleyers

Nerlens Noel tuvo suerte de no sufrir lesiones de mayor gravedad en su cabeza (Imagen: Getty)

Por fortuna, la NBA, así como la NFL, lleva varias temporadas utilizando un protocolo contra las conmociones luego de cualquier contacto que sufra un jugador en la cabeza. Algo vital para evitar posibles secuelas en un futuro.

Nerlens Noel seguirá con evaluaciones y, eventualmente, deberá superar el protocolo de conmociones cerebrales de la NBA para poder regresar a la acción del deporte ráfaga. Ésta consiste en una serie de varios exámenes que permitirán determinar que está al 100% apto para volver a jugar.

El poste o pivote es el suplente  de Steven Adams y estaba siendo una pieza valiosa de la rotación del Thunder, con promedios de 5.1 puntos, 4.6 rebotes y 1.4 bloqueos en 13.7 minutos por partido

La escalofriante lesión que conmocionó la NBA [Video]

Los Timberwolves terminaron por imponerse 119-117 al Thunder en un partido en el que Andrew Wiggins se despachó con 40 puntos y 10 rebotes. Los 26 puntos y 16 asistencias de Russell Westbrook no fueron suficientes para llevarse el triunfo en casa.