NBA

Kobe Byrant, el rey eterno de Los Lakers

Kobe Bryant falleció en un accidente de helicóptero. En Los Pleyers recordamos su carrera y les decimos porque es y será el rey de Los Angeles
Kobe Bryant dejó un legado eterno en el basquetbol mundial (Foto: Los Pleyers)

Uno de los mejores jugadores de basquetbol de la historia y de los mejores de la historia de la NBA. Ese fue Kobe Bryant. Llegó a Los Lakers de Los Angeles tras haber saltado directamente de la preparatoria a la élite para ser uno de los mejores de toda la historia.  Por desgracia, Black Mamba ha fallecido el 26 de enero de 2020, en un accidente de helicóptero. Y deja un enorme vacío en la NBA. El basquet está de luto.

También te recomendamos: ÚLTIMA HORA: Encuentran muerto a Kobe Bryant tras caída de helicóptero

Kobe Bryant se destacó por ser una máquina de hacer puntos. Nacido el 23 de agosto de 1978, era un basquetbolista inteligente y con una capacidad atlética impresionante. Fue un deportista que se entregó por completo al dorado y púrpura. Y si bien al final de su carrera experimentó un declive en su nivel -en gran parte por culpa de las lesiones-, tuvo un gran impacto en la liga y en los jóvenes jugadores tanto en los Lakers como en la NBA.

El basquetbol fue su vida desde que era pequeño. Su padre, Joe, jugó en la NBA pero hizo su carrera en Italia. Los Lakers eran su equipo desde que tenía uso de razón y su gran sueño era enfundarse en el dorado y púrpura para ganar el trofeo Larry O’Brien. Algo que hizo en más de una ocasión.

Tras regresar a Estados Unidos en 1991, Kobe Bryant empezó a deslumbrar por su talento y la similitud de su juego con el de Michael Jordan. Su talento no pasó desapercibido para los visores, que se dieron cuenta que tenía todo para evitar ir a la universidad, porque tenía todo para competir contra los profesionales.

Kobe Bryant llegó a la NBA siendo un diamante en bruto. El oriundo de Philadelphia, dio el salto al profesionalismo directamente desde la preparatoria. en 1996 Tenía un talento descomunal pero mucho que pulir. Sin embargo, desarrolló todas sus capacidades, sacrificando sus veranos para trabajar intensamente en ser mejor. Se apoyó en jugadores del calibre de Hakeem Olajuwon para ser un basquetbolista que dominara mejor el trabajo de pies, las fintas, la defensa. Un jugador que marcó toda una época.

(Imagen: Getty Images)

Si bien Kobe jugó con centros del calibre de Shaquille O’Neal y Pau Gasol -incluso Andrew Bynum-, quienes definitivamente lo ayudaron a lo largo de su carrera, Bryant era el verdadero corazón de los Lakers. Cuando llegaron Karl Malon, Gary Payton y Steve Nash a Los Angeles, ambos estaban en el ocaso de sus carreras. Los equipos de 2004 a 2007 y los de 2014 a 2016 eran cuanto menos mediocres. Son seis años de la carrera de Kobe Byrant en la que no tuvo ayuda para poder contender por el campeonato. Y, a pesar de ello, logró meterlos a play-offs cuando estuvo sano (2004, 2006, 2007) y ser competitivos. La mentalidad de Black Mamba que lo hizo ser el mejor.

Otra razón por la que Kobe Bryant siempre será el rey de Los Lakers, es la lealtad. Pasó los 20 años de su grandiosa carrera defendiendo los colores dorado y púrpura. Sí, en 2007 Kobe pidió ser cambiado, tras años de frustraciones. No obstante, Black Mamba se quedó con los Lakers para tratar de ganar más campeonatos para la franquicia. El dorado y púrpura los llevó siempre en su corazón.

(Imagen: Getty Images)

Además, Kobe Bryant era todo un líder. Black Mamba buscaba que sus compañeros fueran mejores en todo momento. Y no lo hacía señalándonos o exhibiéndolos en conferencia de prensa. Lo que hacía era exigirles el máximo durante los entrenamientos, durante los partidos, en todo y cada momento. Tal vez no era la mejor de las experiencias jugar al lado de Kobe, pero al final, apreciaban esa exigencia porque terminaban siendo mejores jugadores. Siempre buscaba echarse el equipo al hombre y sus números nos hablan de un jugador total, que lo hacía todo bien.

Como la gran leyenda que fue y será, en día que jugó su último partido anotó 60 puntos ante el Utah Jazz. No podía dejar el deporte que amaba de otra manera.  Dejó tras de sí cinco anillos a una franquicia que había pasado a segundo plano en la NBA, siendo el jugador más valioso en dos ocasiones. Para Kobe, Los Lakers eran el equipo de su vida y dio todo por ellos.

Kobe Bryant es y será el rey de Los Angeles Lakers porque los regresó al protagonismo. Black Mamba les dio el brillo que habían perdido. Su muerte deja un gran vacío en el basquetbol, porque se fue una leyenda de las duelas. Se fue un jugador único, inigualable y que dejó un increíble legado para la franquicia y para la NBA.

(Imagen: Getty Images)

El cuarto máximo anotador en la historia, uno de los mejores roba balones de la historia, el qué más buscaba encestar y el quinto mejor en encestes. La muerte de Kobe Bryant es dolorosa para todos los que amamos este deporte, porque sabemos que se ha ido un jugador de leyenda.

Qué en paz descanse, Kobe Bean Bryant.

Publicidad