En los últimos años el término “Reporfan” ha crecido en el ambiente deportivo, aquellos “periodistas” que aprovechan el ir a las coberturas para tomarse fotos con los jugadores, pedir autógrafos y hasta pedir regalados productos de los equipos.

Si bien estas prácticas hacen que el prestigio de una persona se vaya por los suelos, por lo regular queda al interior de las redacciones y franquicias, sin embargo hay algunos profesionales del micrófono a los cuales esto no es suficiente y convierten esto en un delito.

Lee más: Seguridad protegerá pertenencias de Brady en el Super Bowl LII.

El día de hoy The Atlantic reportó que el conductor Mike Shumann, que trabaja en KGO-TV en el área de la bahía californiana, fue reportado por los Golden State Warriors de robar una chamarra del equipo al encargado de la seguridad del equipo, Ralph Warner, quien también es el guardaespaldas privado de Steph Curry. 

El hecho sucedió previo al cuarto duelo de los playoffs donde los Warriors visitaron a los San Antonio Spurs (que perdieron 103-90, pero llevan ventaja en la serie 3-1), durante la práctica del equipo. Según reportó The Atlantic y ESPN, existe un video grabado por el entrenador asistente de Golden State, Jarron Collins, donde se aprecia al conductor tomar el artículo y llevárselo sin avisar.

Shumann, quien fue un receptor profesional con los San Francisco 49ers y ganó el Super Bowl XVI, tenía a su cargo la cobertura y entrevistas con los Warriors. Sin embargo tuvo que regresar tras ser descubierto y ahora el equipo no da entrevistas a su medio.

Un vocero de la televisora informó que se llevará a cabo una investigación. “Tomamos estas acusaciones muy en serio y llevamos a cabo una investigación completa. Como cuestión de política, no hacemos ningún comentario sobre cuestiones de personal”.

También se informó que Mike Shumann se disculpó con los jugadores, pero estos se mostraron más preocupados por lo débil de las reprimiendas hacia él, pensando que si hubiera sido una persona de color las sanciones hubieran sido más rigurosas.

Lee más: Tom Brady ya tiene en sus manos los jersey’s que le robaron.

Un caso parecido se vivió hace dos años, cuando el periodista mexicano Mauricio Ortega aprovechó su pase de prensa al Super Bowl LI (mismo que ganaron los New England Patriots) y robó el jersey de su quarterback, Tom Brady. El caso fue un escándalo a nivel mundial, afortunadamente se encontró al culpable y fue señalado.