Hace 29 años que cayó el Muro de Berlín. El “Muro de la vergüenza” que dividió a un país, separó familias y alteró la vida de miles de personas fue derrumbado el 9 de noviembre de 1989. Al desaparecer el Muro, Alemania pasó por un periodo de transición, en el que buscaba sanar sus heridas para unificarse de nuevo. El futbol no estuvo exento de este proceso. Los equipos de Alemania Oriental fueron invitados a formar parte de la Bundesliga, sin embargo, no han logrado establecerse en este nuevo orden del futbol alemán. Algunos equipos tradicionales de la Oberliga, la liga de futbol de Alemania Oriental, desaparecieron y el futbol del este de Alemania quedó en las sombras.

La Maldición del Campeón del Mundo ataca de nuevo

El futbol antes del Muro de Berlín

Antes de la fundación de la Bundesliga, el futbol en Alemania tenía una estructura de clubes atrasada con respecto a otros países. No se jugaba una liga como lo hacían otras naciones europeas. Por aquellos años previos a la década de los 60, la mentalidad alemana con respecto al futbol era aún un poco amateur y estaba organizada en campeonatos regionales. El equipo campeón del futbol alemán era aquel que resultaba victorioso de unas eliminatorias jugadas entre los campeones de los diferentes estados.

Tras la caída del Tercer Reich y la Segunda Guerra Mundial, el territorio alemán quedó dividido entre las potencias ganadoras. En 1949, Alemania quedó finalmente dividida en dos: República Federal de Alemania o Alemania Occidental y República Democrática de Alemania o Alemania Oriental. Las tensiones de la Guerra Fría llegaron a tal punto que en 1961 se comenzó la edificación del Muro de Berlín.

Bundesliga y Oberliga

Mientras el Muro de Berlín se iba haciendo más grande y alto, el futbol alemán buscaba tener una liga más profesional y competitiva. Tomando nota de lo que hacían otros países europeos —y a pesar de la tensa situación política— en 1962 se fundó la Bundesliga en Alemania Occidental. Invitaron a 16 equipos que tenían méritos para participar en la Primera División de la Bundesliga. Curiosamente, el Bayern Múnich y el Borussia Dortmund fueron relegados a segunda porque no eran aún lo que son hoy en día.

Por su parte, Alemania Oriental siguió con la Oberliga. Fundada en 1949, quedó conformada por 14 equipos, con un formato de competencia que hacía que los clubes se enfrentaran 3 veces: de local, de visita y en un territorio neutral. Los equipos más característicos y tradicionales eran Dynamo Dresden, Dynamo Berlin, Lokomotive Leipzig, Carl Zeiss Jena y Magdeburg.

El futbol en Alemania en los años del Muro de Berlín

Como ocurrió a nivel de selecciones nacionales, el futbol de Alemania Occidental se fue convirtiendo en toda una potencia en futbol. Equipos como el Bayern Múnich competían con otros gigantes del continente europeo. El Hannover también saboreó la gloria de la Copa de Campeones. El Borussia Dortmund, Borussia Mönchengladbach, el Eintracht Frankfurt y el Bayer Leverkusen levantaron alguna copa europea.

Muro Berlín, Equipos Alemania Oriental, Oberliga, Desaparición Los Pleyers

Afición del Dynamo Dresden (Imagen: Getty)

En Alemania Oriental el deporte era un cuestión de estado y cada triunfo deportivo era una victoria ideológica. Los equipos de la Oberliga contaban con recursos y una buena organización.  Sin embargo, y a pesar de haber buscado impulsar a sus clubes, sólo el Magdeburg triunfó a nivel continental. Ganaron una Recopa en 1974. Sin importar el esfuerzo que hicieran para tener mayor trascedencia fuera de sus fronteras, siempre estuvieron a la sombra de sus contrapartes occidentales. En gran parte se debía a que el control gubernamental llegó a tal grado, que marginaba a futbolista si existía el más mínimo atisbo de disparidad ideológica. Eso debilitaba a los equipos y provocaba la fuga de talento.

El fin de la Oberliga

Con la caída del Muro de Berlín, una de las preguntas era que iba a pasar con el futbol. La solución que encontraron fue que la Bundesliga absorbería a los dos primeros lugares de la Oberliga y el resto competirían en la Segunda División. Así, para la temporada 1990-1991 de la Bundesliga, el Hansa Rostock y el Dynamo Dresden fueron los equipos que se incorporaron al máximo circuito de la liga alemana de futbol. Esto dio fin con la Oberliga.

Muro Berlín, Equipos Alemania Oriental, Oberliga, Desaparición Los Pleyers

Cuando el Hansa Rostock jugaba en la Budensliga (Imagen: Getty)

Desde entonces, pocos fueron los equipos de la extinta Alemania Oriental que lograron ascender a la Bundesliga y menos aún los que gozaron de cierta estabilidad. De los viejos equipos de la Oberliga, sólo el Hansa Rostock fue la excepción al haber terminado en sexto (1995-1996 y 1997-1998). Lo habitual fueron los fracasos, proyectos sin éxito y desapariciones.

El Muro invisible del futbol

En los 42 años de existencia de la Oberliga, 11 equipos distintos se proclamaron campeones. La cuidad mñas laureada fue Berlín, cuyos equipos obtuvieron 15 títulos de liga: diez del Berliner FC Dynamo y cinco del ASK Vorwarts (este último refundado como el Victoria de Berlín). Ahora ambos vagan por la cuarta y quinta división del futbol alemán.

De todos los equipos campeones de la Oberliga, sólo uno el Dynamo Dresden está en la Segunda División. El resto está perdido en las divisiones menores y hay dos equipos desaparecidos (Turbine Erfurt y SC Wismut Karl-Marx Stadt).

Muro Berlín, Equipos Alemania Oriental, Oberliga, Desaparición Los Pleyers

Aficionados del Red Bull Leipzig (Imagen: Getty)

El poco éxito que han tenido los equipos de la Oberliga en la Bundesliga se debe a múltiples factores. Muchos de ellos es la fuga de talento de sus jugadores. Los grandes clubes alemanes se aprovecharon de la crisis económica de muchos de esos equipos para llevarse a sus mejores jugadores.

México vs. Alemania: Anecdotario de sus enfrentamientos mundialistas

Ahora el Red Bull Leipzig levanta la mano por el futbol del oriente de Alemania. Terminaron la temporada 2016-2017 de la Bundesliga en segundo lugar y jugaron Champions League. Sin embargo, es un equipo de reciente creación, que “robó” canteranos de otros clubes como el Lokomotiv Leipzig y el Chemie Leipzig. Esto hace que no sea un club tan entrañable, pero que se ha encargado de devolver la sonrisa al público, que aún sigue esperando que sus clubes vuelvan a disfrutar las glorias antaño y terminen de derribar el muro de una vez por todas.