Las mujeres se robaron el show en el Elimination Chamber de la WWE

El último evento de PPV de RAW rumbo a WrestlerMania 34 se tornó de color rosa, pues las peleas que tuvieron a protagonistas femeninas se robaron el show marcando historia...

El último evento de PPV de RAW rumbo a WrestlerMania 34 se tornó de color rosa, pues las peleas que tuvieron a protagonistas femeninas se robaron el show marcando historia con el primer Elimination Chamber de mujeres, además de la pelea entre la invicta Asuka y Nia Jax junto a la aparición de la ex campeona del UFC, Ronda Rousey, para firmar su contrato en la WWE.

***

ELIMINATION CHAMBER FEMENIL

Las primeras en enfrentarse dentro de la jaula fuero Sonya Deville y una de las favoritas de la afición, Bayley. Tras varios intercambios, la chica de los abrazos salió con la mejor parte dominando a la elemento de Absolution, sin embargo y para su mala suerte, el turno de abrir la siguiente cámara fue para la compañera Deville, Mandy Rose.

Haciendo equipo, masacraron a Bayley contra la reja y parecía que la harían rendirse en conjunto, pero la chicharra volvió a sonar y la “mejor amiga” de la californiana, Sasha Banks, soltó su furia con Absolution.

Ya con las cosas parejas, la siguiente en entrar en acción fue la siete veces poseedora de fajín Mickey James, quien de manera rápida hizo valer su experiencia. En el calor de la batalla “The Boss”  y pudo hacer que Rose tapeara para convertirse en la primer mujer eliminada de un Elimination Chamber Femenil en la historia de la WWE, misma suerte que la puso como la primer mujer en quedar fuera de un Royal Rumble.

LEE MÁS: Cuando las divas mueren, las luchadoras aparecen

Con James en ritmo, pudo decir adiós a la otro elemento de Absolution, Sonya Deville, aunque pronto sería eliminada por el trabajo en equipo que lograron Bayley y Banks.

Como equipo, esperaron la salida de la única que aún se encontraba tras una puerta y era nada más y nada menos que la campeona de RAW, Alexa Bliss.

Tras evitarlas por algunas momentos, Bliss fue castigada aunque algo pronto sorprendió a todos pues la alianza entre la jefa y la “abrazadora” se rompería. Mientras Bayley y Sasha intercambiaban golpes, “The Goddess” aprovechó un descuido de la californiana para eliminarla de la competencia y dejar todo entre ella y “The Boss”.

Bliss tuvo que emplearse, pero contra todos los pronósticos salió con las manos en alto pues pudo hacer que Banks pusiera su espalda en la lona y con el conteo de tres mantenerse como la mandamás de la marca roja.

The Goddess retuvo su fajín como monarca de la marca roja.

***

ASUKA SIGUE INVICTA

El enfrentamiento más esperado de la noche con la japonesa Asuka poniendo en juego su invicto ante la poderosa Nia Jax comenzó cumpliendo con las expectativas.

The Irresistible Force arrancó imponiéndose con su impresionante físico conectando una serie de golpes que cimbraron a la japonesa y favorita del público.

En más de una ocasión su peso causó daños en la humanidad de Asuka quien estuvo en varias ocasiones con la espalda en la lona y a punto de perder esa marca que la ha convertido en una de las figuras protagónicas de la empresa.

LEE MÁS: Asuka, Sane y Nakamura, el nuevo imperio japonés de la WWE


Afortunadamente para los seguidores de “la emperatriz del mañana” pudo recuperarse tras varios reveses y logró llevar a la cuenta de tres a la imponente Nia Jax. Lamentablemente lo peor llegó después, pues la titánica gladiadora cobró venganza cuando la japonesa tenía la mano en alto y le propinó una paliza mandándola contra las barricadas.

***

LA FIRMA DE ROUSEY

Uno de los momentos más esperados de la noche comenzó cuando el gerente de RAW, Kurt Angle, apareció en escena para subir al cuadrilátero en el que había un escritorio, varios micrófonos y una pluma.

Acompañado por Triple H y Stephanie McMahon como las autoridades de la WWE, dieron la bienvenida a Ronda Rousey, quien fue campeona de la división gallo del UFC.

Rowdy apareció con las notas de Bad Reputation de fondo para subir al encordado y hacer una firma para la historia. A punto del llanto, Rousey agradeció el honor que era estar junto a estos luchadores y pertenecer a la WWE.

Cuando estuvo a punto de tomar la pluma, Angle tomó la palabra y advirtió a Rousey que este contrato era para manipularla. Pronto Triple H sacó del encordado a Angle y Ronda retó a McMahon, pero cuando Lavesque intervino terminó siendo lanzado por Ronda contra la mesa.

La ex campeona del UFC firmó el contrato y lo lanzó contra Triple H mientras Stephanie escapaba y todo parece ser que enfrentará a esta pareja en WrestlerMania 34.

Publicidad