Los Dieciseisavos de Final de la Europa Legue no solo nos arrojaron a los 16 equipos que disputarán los Octavos de Final sino también un brutal enfrentamiento entre ultras del Athletic de Bilbao y el Spartak de Moscú.

Las autoridades de Bilbao sabían del peligro que este partido podía causar y desplegaron a 500 ertzainas (policías autonómicos del País Vasco) y 100 municipales. El temor principal se dio debido a que había poco más de mil seguidores rusos sin boleto y podrían intentar entrar a la fuerza. Ya lo habían hecho en el Sánchez Pizjuán cuando enfrentaron al Sevilla en la Champions League.

Lee más: Aficionado fue arrojado de las gradas en el Derbi de Turín [VIDEO].

Con la llegada de los aficionados del Spartak se desató una ola de psicosis y no era para menos. El temor principal de la policía radicaba en el momento cuando se encontraran ambas aficiones en la Plaza de San Mamés antes de que comenzará el partido.

Ahí comenzó la reyerta. Piedras, envases de vidrio y contenedores de basura fueron los primeros proyectiles que volaron por el aire. Los ertzainas lograron que los rusos con boleto ingresaran al estadio y, aparentemente, todo había terminado de forma “tranquila”. El saldo previo al partido arrojó a cinco detenidos y tres heridos.

Sin embargo, minutos después se dio a conocer que un agente había sufrido de un paro cardiorrespiratorio. Tumbado en el piso, Inocendio Arias García —de 50 años—, recibió primeros auxilios por parte de sus compañeros pero perdió la vida en el Hospital de Basurto que se encuentra muy cerca del Estadio. Incluso, Juan Mari Aburto, Alcalde de Bilbao, reprobó los actos a través de su cuenta de Twitter.

El partido culminó con un marcador de 1-2 pero el partido de ida, en el que el Athletic se llevó una ventaja de 2 goles del Otkrytie Arena, casa del Spartak, le dio el pase a Octavos de Final a los vascos.

Así, con una tragedia, terminaron los Dieciseisavos de Final de la Europa League. Hay que recordar que la competición ha sido condenada por este tipo de actos, incluso en 2014 la UEFA prohibió el cruce entre equipos rusos y ucranianos debido a los problemas políticos que los envuelven.

El sorteo de los equipos que accedieron se llevará a cabo el próximo viernes.