Parece que las cosas no solo andan mal entre los aficionados del futbol mexicano, esta mañana llegó la noticia de que un fanático de Indonesia murió a manos de hinchas del equipo contrario al que iba a apoyar.

Seguidores de Rayados atacan brutalmente a aficionado de Tigres [Video]

Haringga Sirla, de 23 años, seguidor del Persija Jakarta, fue atacado salvajemente con barras de hierro y planchas de madera a las afueras del estadio Bandung Lautan Api Gelora, previo al partido de ayer en el que su equipo enfrentó al Persib Bandung. Sirla murió al instante.

Lo extraño aquí es que en redes sociales lo están culpando a él por su propia muerte, debido a que ya se había advertido sobre ir al juego. “Para todos los seguidores persas donde sea que estés, con todo el respeto no es necesario ir a Bandung. Solo mira los partidos desde la pantalla de cristal en Yakarta, no olvides hacer una oración para que podamos llevar a casa un resultado positivo, incluso eso es comparable a la vida”, se podía leer en un comunicad filtrado en Twitter dos días antes del partido Persib vs Persija.

Por otro lado, también están los comentarios que condenan al equipo contrario por llevar al extremo el odio por el Persija Jakarta.

Así reaccionaron las redes por la agresión a aficionado herido de Tigres

Según CNN Indonesia, basado en datos de Save Our Soccer, Sirla es la séptima víctima mortal en un partido Persib vs Persija. Aunque asciende a 70 tras agregar a otros fanáticos muertos a manos de la violencia que involucran a otros equipos de la Liga de Indonesia.

“Las partes relacionadas, especialmente PSSI, deben tomar medidas decisivas para que los seguidores no continúen siendo víctimas. Los partidarios salieron de la casa y fueron al estadio a ver a su equipo favorito actuar en el campo verde, no para dar sus vidas y no volver a los brazos de un anciano como Haringga“, exige el medio.

Muere, Aficionado, Indonesia, Golpeado, Rivales, Futbol

(Crédito Twitter)

En México aún no se tienen registrados muertos por esta razón, y se espera que Rodolfo Manuel Palomo Gámez, de 21 años, atacado por aficionados de Rayados ayer previo al Clásico Regio, no sea el primero.

Estas situaciones están preocupando tanto a los directivos como a los aficionados del futbol, puesto que un espectáculo familiar está perdiendo su esencia.