En todo Nuevo León huele a revancha. La ciudad se volvió a paralizar para vivir un Clásico Regio más. Los recuerdos de la Final del Torneo Apertura 2017 se hicieron presentes. La gente regiomontana se dividió en dos sentimientos: alegría y dolor.

Para los seguidores del Monterrey la herida aún está fresca, pero qué mejor oportunidad de sacarse la espinita que en otra Final y ahora de Concachampions frente a los Tigres del Tuca Ferretti. Y este martes se llevó a cabo el cotejo de ida, donde Rayados se impuso por la mínima a Tigres en el Volcán. Ls solitaria anotación corrió a cargo por parte de Nicolás Sánchez.

¿Qué “maldición” se romperá en esta Final de la Concachampions?

El duelo empezó muy revolucionado. Los del Barrial querían pegar rápido y a velocidad intentó hacer daño, pero Rogelio Funes Mori y Dorlan Pabón no supieron aprovechar sus oportunidades.

Tigres pecó de paciente, se metió a atrás y en la contra trató de hacer daño, pero la fortuna no estuvo de su lado, al menos en los primeros 45 minutos.

La primera de peligro corrió a cargo de un disparo lejano de Funes Mori que puso en aprietos a Nahuel Guzmán.

Al 38′ Nico Sánchez dio un primer aviso de lo peligroso que es a la hora de atacar. El central argentino recortó y disparó de zurda para mandar la de gajos a la base del poste.

Dos minutos antes de ir al descanso, Monterrey aprovechó un tiro de esquina para que de cabeza Nico Sánchez hiciera el 0-1.

En el complemento los felinos se hicieron del esférico. Era evidente, tenían la necesidad de arriesgar y emparejar el partido. Luego de mucho tiempo lesionado se dio el regreso de André Pierre-Gignac para intentar revertir la situación.

Marcelo Barovero se alzó como héroe en dos ocasiones, primero en un tiro libre que atajó bien y luego en un disparo alto y cruzado que alcanzó a desviar.

Los de amarillo no pararon de intentarlo, pero conforme pasaba el tiempo sus llegadas eran de menor peligro.

Lobos BUAP invertirá para ser el nuevo “Tigres”

Los últimos minutos fueron cardiacos para la visita. Tigres se acercó y casi logra empatar el juego, pero esta vez la suerte estuvo del lado del Monterrey.

El resultado final fue de 0-1 y la vuelta será el próximo 1 de mayo.