MLB

¿Cómo le fue a Michael Jordan el tiempo que jugó beisbol?

Así le fue a Michael Jordan cuando jugó beisbol en el Birmingham Barons.
Michael Jordan jugando beisbol (Foto: Getty)

La vida de Michael Jordan ha tomado mucha relevancia en el último mes por la serie ‘The Last Dance’, la cual fue lanzada por la plataforma de Netflix. Bien se sabe que Jordan decidió retirarse por primera vez para jugar beisbol, por lo que aquí nos hicimos la siguiente pregunta: ¿cómo le fue al basquetbolista cuando jugó beisbol?

Te recomendamos: Michael Jordan tuvo una buena oferta para ser boxeador.

En octubre de 1993, Michael Jordan anunció de manera sorpresiva su retiró después de haber conseguido el tricampeonato en la NBA y un año después de haber conseguido la medalla de oro en los Juegos Olímpicos con el ‘Dream Team’. El tema fue que lo hizo para jugar su deporte preferido: el béisbol.

Jordan se unió a los Chicago White Sox, equipo de la MLB que también era propiedad de Jerry Reinsdorf, dueño de los Bulls. Aunque su viaje sería con los Birmingham Barons, equipo de las ligas menores y afiliado a los White Sox. Todo lo hizo cuando atravesaba por un momento complicado por el fallecimiento de su padre meses atrás.

“Necesitaba un descanso, mi padre había fallecido y yo me retiré. Me retiré con la idea de que no iba a volver. Estaba convencido de esa decisión. Totalmente, un cien por ciento. Me sentía listo” anunció. Además que su padre fue el que le pidió que jugara beisbol.

Los entrenamientos para Jordan fueron complicados, pues se lesionó las manos, así lo narro: “Tenía unas putas ampollas, se me salía la piel de mover el bate”.

La revolución fue automática, en los fans y en la prensa. El debut sería el 8 de abril de 1994, ante más de 10.000 personas en el estadio y con una derrota por 10-3 contra los Lookouts que fue una simple anécdota dentro del impacto general. Como en todos sus partidos, Michael Jordan se esforzó y entrenó para poder sobre salir con su equipo.

El .202 de promedio de bateo de Jordan no es de lo mejor en el frío número, pero la situación fue mucho más allá de los datos, que también tuvieron 88 hits (tuvo una racha de 13 partidos seguidos con al menos uno), 17 dobles y tres home runs, el primero de ellos el 30 de julio de aquel año 1994.

No tuvo malos números en su primera temporada, incluso el narrador histórico de los Barons, Mike Barnett puntualizó: Con dos temporadas más, hasta quizás hubiese sido titular en los White Sox“.

Te recomendamos:

Publicidad