En ocasiones el profesionalismo hace que te pierdas de momentos importantes con tu familia, sobretodo la despedida de un ser querido. La noche de este sábado Julio Urías subió a la lomita del juego 7 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, ayudó a su equipo y lanzó, todos le aplaudieron, esto sucedió tan solo un día después de que falleciera su abuela.

Los Dodgers se consagraron por segunda vez consecutiva campeones de la Liga Nacional, vencieron a Milwaukee en una serie que se alargó hasta el séptimo juego. El  pitcher mexicano no bajó su rendimiento ni pidió permiso para abandonar al equipo, ¿el motivo? El viernes recibió una llamada de su madre, quien le comunicó la desastrosa noticia.

Julio Urías dio cátedra de pitcheo

Fue el mismo Urías quien compartió la noticia y habló del tema, “anoche hablé con mi mamá, tristes por la situación, pero contento sé que desde arriba tengo un ángel, hoy me di cuenta que ese ángel me ayudó demasiado”, mencionó en entrevista para ESPN.

El mexicano debutó con los Dodgers de la MLB en 2016, pero hasta la presente temporada ha conseguido mayor regularidad. “Tuve una noche difícil, porque perdí a mi abuelita, es una perdida bastante grande, perder a un ser querido es bastante difícil, salir hoy a la loma, montarte hoy a la loma y estar confiado, sé que ella está arriba, gracias a Dios que salieron las cosas”, abudnó el pitcher de 22 años.

Su compañero, Enrique Hernández compartió la noticia con el resto del equipo y pidió brindar por la abuela de Julio, así que los jugadores se unieron antes de comenzar los festejos por el campeonato.

 

La Serie Mundial comenzará el martes en punto de las 19:00 horas.