Mike Purvis rompe barreras: juega basquetbol con su 1.15m de estatura

Para pertenecer a un equipo de basquetbol hay una cosa que no puede faltar: ser alto, prácticamente esa es la regla básica. Sin embargo, Mike Purvis es el claro ejemplo de que...

Para pertenecer a un equipo de basquetbol hay una cosa que no puede faltar: ser alto, prácticamente esa es la regla básica. Sin embargo, Mike Purvis es el claro ejemplo de que no es necesario tener una gran estatura para ser parte clave del grupo.

Mike sufre displasia espondiloepifisaria congénita, un transtorno que afecta el crecimiento de los huesos y produce enanismo, pero su metro con 15 centímetros no le ha impedido ayudar al equipo de Notre Dame. 

Es el corazón y el alma de nuestro equipo. Antes de cada partido nos da un discurso para motivarnos y hace que sintamos como si estuviera con nosotros en el campo”, aseguran los compañeros de Purvis.

Purvis está cursando su último grado en High School y era su última oportunidad de pertenecer al equipo para jugar, por lo que el entrenador decidió ponerlo en la cancha para que pudiera jugar. “Ellos me dieron la oportunidad y yo respondí”, aseguró Mike, quien en su primer intento logro encestar un tiro.

Publicidad