No hay ejemplo de vida más grande que Miguel Layún. Las burlas y las críticas fueron su primer obstáculo, pero él lo vio solo como un inicio. Jugar en el Atalanta de Italia lo llevó a acaparar las portadas nacionales, sin saber que muy pronto estaría de regreso en la Liga MX.

El América le brindó la oportunidad y Miguel Herrera lo motivó a superarse. Ese lateral por izquierda que a todos causaba gracia y compasión era mucho más que un simple futbolista. Mentalmente era tan fuerte que levantó dos títulos de liga con Las Águilas, uno de ellos como capitán.

Andy Ruíz, el hombre del momento podría pelear en México

Su buen rendimiento, para muchos considerado como algo de “suerte” o “efímero”, lo llevaron a Europa donde el Watford vio algo en el veracruzano. Y no están equivocados. Su debut en la Premier League fue de ensueño al marcar un gol. Luego pasó el Porto y llegó a ser de los mejores asistentes del Viejo Continente.

Para el Clausura 2019 arribó a Rayados de Monterrey y ya levantó el trofeo de Concachampions. Su nombre estaba asegurado para disputar la Copa Oro 2019, hasta que un tumor maligno se atravesó en su vida, como una prueba más de que la superación es esencial para triunfar en esta dura prueba llamada “vida”.

Hace una semana, Miguel Layún fue operado con éxito para extirparle el tumor que lo obligó a bajarse de la Selección Mexican en el primer torneo oficial del Tata Martino.

A través de un video, el lateral de Rayados contó toda la historia que hoy lo lleva a ser considerado como un gran ejemplo de supervivencia. Comentó que se hizo un chequeo general y en principio le encontraron un quiste, pero después los doctores comenzaron a dudar. Los indicios arrojaban un posible inicio de cáncer.

“Lo primero que me reportaron es que habían encontrado un quiste complejo y dos días después del chequeo, me entra una llamada de parte del doctor Emilio para preguntarme cuando iba a hacerme el siguiente estudio y le comenté: ‘me dijeron que no había prisa, entonces regresando de Copa Oro lo hago’, pero me dice que mejor lo haga antes posible.

Empezó a existir la duda que no fuera un quiste. Se trataba de un tumor maligno, estábamos hablando ya de un cáncer. Al final el diagnóstico era que se pudo remover el tumor por completo y puedo decir que tuve cáncer, pero que ya está curado”, expresó el mexicano en una entrevista que le hizo su propio club.

¡OJO! Estos son los jugadores a seguir durante la Copa Oro 2019

Miguel Layún comentó que ahora deberá reposar un mes para luego incorporarse a la pretemporada con Rayados. Lo único que queda es un chequeo periódico para prevenir que el cáncer regrese.