Miguel Herrera es todo un personaje. Desde su época como jugador el Piojo se caracterizó por su carácter duro, mismo que le reflejó en cada jugada dentro del campo. Tras su retiro vino su etapa más gloriosa. Desde los banquillos probó las miles del éxito y del fracaso. Con Rayados perdió dos finales y con América ya levantó un par de Ligas MX y otro más de copa.

La cúspide llegó para el director técnico mexicano pero siempre de la mano con su peculiar forma de ser, la cual ya lo metió en muchos problemas e incluso provocó su despido con la Selección Mexicana en julio del 2015. Y este fin de semana escribió un capítulo más en una historia más, llena de polémica y sanciones.

Miguel Herrera confirma posible ruptura con Jérémy Ménez [VIDEO]

Este domingo, el América cayó 3-2 ante el Toluca en el Nemesio Diez y por supuesto que hubo controversia, gracias al trabajo de Enrique Santander, quien seguro tiene a más de un enemigo en el futbol mexicano. Un penal no señalado en favor de los choriceros y otro más para las Águilas dejaron furioso, una semana más, a Miguel Herrera, quien en conferencia de prensa arremetió contra el VAR y contra Arturo Brizio, presidente de la Comisión de Arbitraje.

Por sus declaraciones, la Federación Mexicana de Futbol (FMF) informó que abrió una carpeta de investigación hacia el entrenador de los azulcremas. Por medio de un comunicado, la Comisión Disciplinaria dio a conocer que todas las pruebas recabadas se analizarán con lujo de detalle.

¿Marchesín para leyenda del América? ¡PFF! En Coapa ya buscan nuevo portero

“Era penal y Luis Enrique Santander la marca fuera. Si marca ley de la ventaja y hay falta pues marcas penal. El VAR está siendo mal utilizado… El VAR es un desastre cada semana. El VAR es extraordinario como herramienta y y si tienen duda que vayan a televisión. El VAR es para ver si se sacan tarjetas rojas, si hay penal, gol o fuera de lugar dudoso. Que Brizio se calle y que se pongan a trabajar, no a decir lo qué pasa con América. Si él sale primero a hablar, que se aguante y quien se lleva se aguanta y que no salga la comisión a decirme que no hable, porque él habló primero”, fueron las palabras de Miguel Herrera que hoy podrían costarle una suspensión y una multa.