Exluchador de WWE casi golpea a Michael Jordan: “Podía desaparecerlo como si fuera Thanos”

El luchador del Salón de la Fama de la WWE, Mark Henry, aseguró que estuvo a nada de masacrar a Michael Jordan
(Foto: Internet)

Nadie niega que Michael Jordan es uno de los deportistas más exitosos de la historia. Su legado estará vivo con el paso de las generaciones, pero así como hubo momentos buenos, también existieron ocasiones en las que The GOAT estuvo cerca de enfrascarse en una pelea por sus repentinas actitudes.

Te recomendamos: Michael Jordan aceptó jugar beisbol en México

El miembro del Salón de la Fama de la WWE, Mark Henry ofreció una entrevista a la estación de radio, Sirius XM, donde reveló que estuvo a nada de acribillar al histórico “23” de los Chicago Bulls. Todo ocurrió en Atlanta, donde el exluchador se encontró con algunos jugadores del famoso Dream Team.

“Lo conocí en los Juegos Olímpicos de 1996. Yo llevaba una buena amistad con Charles Barkley, Karl Malone y David Robinson. Una noche fui al hotel para saludarlos, estaba en el lobby con Charles y llegó Michael Jordan. En vez de saludar con un ‘buenas noches’ o ‘mucho gusto’, se presentó de la forma más déspota diciéndome: ‘¿Tú quién carajos eres?’ y mi instinto fue decirle: ‘¿Quién soy? La pregunta es quién carajos te crees tú’ y Barkley solamente hizo un ruido como ‘¡Uy!'”, confesó.

Mark Henry detalló en que sabía perfectamente quién era Michael Jordan, pero no iba a dejar que nadie lo menospreciara.

“Nadie me va a hablar como si fuera un don nadie. No generaré millones de dólares vendiendo tenis, mi cara no está en todos los posters, pero soy alguien en el mundo y lo mínimo que merecía era un saludo con respeto”, resaltó.

Este hecho quedó en anécdota gracias al exbasquetbolista Charles Barkley, quien calmó los ánimos y dejó a Mark con los ánimos por las nubes.

“Yo estaba dispuesto a tirarle los dientes, a apagarle las luces, lo pude hacer en un solo movimiento. Charles intervino e intentó suavizar las cosas, habló un momento y Michael se disculpó, dijo que no había pretendido faltarme al respeto, pero sí lo hizo… Lo mejor de todo fue que después de su disculpa me trató con guantes de seda, platicó conmigo. Entre ellos decían ‘¿Por qué le habló así si no le hizo nada?’. No tuvo otra opción que respetarme porque sabía que podía desaparecerlo de la Tierra como si fuera Thanos”, aseguró Henry.

Y por si te lo perdiste:

Publicidad