Jugador de la NFL fue víctima de abuso policial en Las Vegas

Los problemas raciales en Estados Unidos siguen siendo uno de los temas que más captan más la atención de aquel país y en esta ocasión fue Michael Bennett, jugador de...

Los problemas raciales en Estados Unidos siguen siendo uno de los temas que más captan más la atención de aquel país y en esta ocasión fue Michael Bennett, jugador de los Seattle Seahawks, uno de los perjudicados por una confusión.

A través de una carta publicada en su Twitter, Bennett hizo de conocimiento público la violencia a la que fue sometido el pasado 26 de agosto, después de la pelea Mayweather-McGregor.

De acuerdo a su testimonio, Michael iba de regreso a su hotel (al igual que cientos de personas) cuando se escucharon lo que al parecer fueron disparos, por lo que decidió buscar un lugar para resguardarse. Sin embargo, la policía decidió separarlo y apuntarle con sus armas “por ser un hombre afroamericano que estuvo en el lugar equivocado en el momento equivocado”.

Los hechos no terminaron ahí para el jugador, ya que también afirma que un policía le dijo que si se movía “le volaría la maldita cabeza” y otro colocó la rodilla sobre la espalda de Bennett, afectando su respiración, para después esposarlo y ponerlo en la parte trasera de una patrulla.

“La única razón por la que voy a morir es porque soy afroamericano y el color de mi piel es, de alguna forma, una amenaza”, fue lo que Michael pensó durante esos minutos, además de ver pasar su vida y recordar a sus hijas y esposa, se puede leer en la carta.

Tras varios minutos de espera, el jugador de los Seahawks fue liberado después de confirmar su identidad. “He contratado a un abogado para que investigue y explore todas las vías legales, incluyendo una demanda por la violación a mis derechos constitucionales”, terminó el escrito de Bennett, dejando un nuevo episodio de violencia contra personas afroamericanas en EEUU y también una nueva polémica en la NFL.

Publicidad