México y la cultura del “ya merito”

Después del último clavado de Si Yajie rompió la esperanza y la totémica frase volvió a sonar. Paola Espinoza era una de las esperanzas mexicanas de medalla en lo individual...

Después del último clavado de Si Yajie rompió la esperanza y la totémica frase volvió a sonar. Paola Espinoza era una de las esperanzas mexicanas de medalla en lo individual y en los sincronizados. Ninguna llegó. El lema de los Juegos Olímpicos será el mantra del consuelo: “ya mérito”. Y no fue la única.

 

La dupla de Iván García y Germán Sánchez también apuntaban en el papel a medalla, pero quedaron en la quinta posición a 19 puntos de los ganadores del bronce.

La reina de los “ya mérito” de Río, sin embargo, es una que en Londres rompió el paradigma: la selección mexicana de futbol. Después de un empate con sabor a derrota con Alemania y una goleada insípida con Fiji, Corea del Sur ajustició a los otrora campeones olímpicos con un 1-0 y no se llegó ni la segunda ronda.

El más doloroso, y sin saber si debería entrar en la categoría, cayó con la única medalla de México hasta este punto de los Juegos Olímpicos. Misael Rodríguez cayó ante el uzbeko Bektemir Melikuziev en las semifinales y la posibilidad del oro se esfumó. A conformarse con el bronce.

“Ya merito”: el consuelo de estar cerca y no llegar.

Publicidad