México no pudo hacer goles y terminó cayendo derrotado 1-0 por Chile . En un partido que fue cayendo con el paso de lo minutos, el Tri perdió de último minuto con La Roja y no se pudo sacudir el mal sabor de aquella dolorosa derrota de 2016.

México salió con ganas de hacer daño. No había pasado ni un minuto cuando el Chucky Lozano ya estaba haciendo de las suyas. Se llenó de balón y pudo haber hecho algo más, pero de inmediato se notó que es el jugador que está más en forma de México.

México llevaba la iniciativa, mientras que Chile trataba de encontrarse en el campo. Alexis no tenía casi contacto con la pelota y no lograban hilar más de tres pases seguidos. Esto lo aprovechaba México, que pudo irse al frente tras una buena jugada individual de Tecatito Corona. Para su mala fortuna, su disparo pegó en la parte lateral de la red.

La primera llegada de Chile llegó hasta el minuto 12. Pero la primera de peligro para La Roja fue al ’14. Mauricio Isla llegó con toda la ventaja para hacer el primero tras una gran pase de Arturo Vidal. Pero su remate fue defectuoso y dejó ir una gran oportunidad.

Marco Fabián también la tuvo para México. Tras un rebote, le quedó la pelota muy cómoda para definir. El jugador del Eintracht quiso colocarla demasiada y le faltó potencia a su disparo, lo que le permitió a Cortés, el arquero de Chile, hacer un buena atajada. El partido adquiría más ritmo y las llegadas de ambas escuadras se multiplicaban.

El peligro seguía siendo por la banda de Chucky. El jugador del PSV, con su velocidad  y regate, ponía en aprietos a la zaga de Chile. Hugo González fue exigido al máximo por Alexis Sánchez. El portero del Necaxa reaccionó de maravilla para evitar la caída del arco mexicano.

El primer tiempo terminó con empate a 0 goles. La segunda mitad siguió con el mismo ritmo. México llegó con peligro, pero Tecatito no tenía su noche. México seguía llegando, sin embargo, lo hacía sin peligro.

Al minuto 61 comenzaron los cambios. Chile tomó el control de las acciones y volvió a exigir a Hugo González, quien de nuevo respondió a la altura.

Jurgen Damm tuvo una clarísima al ’72. Entró solito al área chilena. Controló mal y su disparo fue tan débil, que el portero alcanzó a reaccionar para atajar el disparo. Una jugada clara muy mal definida por un jugador que siempre queda a deber en el último toque.

Los cambios afectaron el ritmo del partido, como suele pasar en este tipo de partidos. Parecía que nos iríamos sin goles, pero un rebote de Hugo González valió para que Nico Castillo hiciera el gol del triunfo para Chile. El portero del Necaxa salió con todo para evitar el remate, pero su esfuerzo fue en vano y hasta se lastimó el hombro.

México trató de empatarlo al final, pero lo más relevante de los últimos minutos fue el debut de Raúl Gudiño con la Selección Mayor.

México no se pudo tomar esa pequeña revancha que tanto anhelaba. Para Chile, el triunfo le permite respirar a Reinaldo Rueda y trabajar más tranquilo. Ahora, a esperar la designación del nuevo entrenador y el proceso rumbo a Qatar 2002.