En su primera temporada, Enrique Esqueda podría jugar una final

Enrique Esqueda está a un partido de poder acceder a la final de Copa de Polonia en su primer torneo en Europa.

Apenas este fin de semana Hirving Lozano se consagró campeón de la Eredivisie y parece que otro mexicano le sigue los pasos. Se trata de Enrique Esqueda, el delantero mexicano que recién llegó al futbol de Polonia y jugará la semifinal de copa con su equipo el Arka Gdynia, club con el que intentará acceder a su primera final en el futbol de Europa.

El Arka Gdynia de la Primera División del futbol de Polonia, es el equipo del mexicano que enfrentará este martes 17 de abril al Korona en la semifinal de vuelta por la copa. El Gdyna llega con un marcador adverso de 1-2, pero ahora jugará como local y le basta ganar por 1-0 para acceder a la final gracias al gol de visitante.

Leer Más: Enrique Esqueda mete gol en su debut en Polonia.

Hay que recordar que Enrique Esqueda llegó al futbol de Polonia luego de estar seis meses inactivo, después del descenso de Jaguares de Chiapas, su último club, no pudo encontrar equipo en México. Antes de ser contratado por el Arka Gdyna, el Paleta tuvo que estar a prueba por algunas semanas y después recibió una oportunidad que por ahora está aprovechando al máximo. Ya juega en Europa y ahora tratará de sobresalir.

Desde que el mexicano fue contratado en febrero ha jugado en seis ocasiones, por lo que suma 172 minutos de actividad y un gol. Esqueda ha sido utilizado como jugador de recambio y ha aprovechado los minutos para demostrar al estratega que merece más tiempo en la cancha.

El partido de vuelta de la final se realizará este martes a las 13:00 horas (centro de México) en el Stadion GOSir y podría ser histórico para un futbolista mexicano.

Enrique Esqueda es un futbolista mexicano surgido de las fuerzas básicas del América, equipo en el que debutó, dio buenas actuaciones y llegó a ser convocado a la Selección Mexicana. Después fue traspasado al Pachuca en donde tuvo una fuerte lesión de fascitis plantar que incluso lo llevó a dejar el futbol por un tiempo.

Al regresar se arregló con el Atlas y gracias a sus buenas actuaciones llegó a los Tigres de la UANL, pasó por el Veracruz y su andar en México terminó en Chiapas.