¿Por qué Diego Lainez ya no juega en el Real Betis?

El mexicano Diego Lainez es un jugador que poco aporta al Real Betis, es por eso que ya no juega.

En enero pasado todos nos emocionamos y aplaudimos que un mexicano más se fuera al futbol de Europa, Diego Lainez de apenas 18 años firmó por una cantidad millonaria con el Real Betis. En los primeros partidos jugó, pero después ha sido borrado y ya sumó su tercer partido sentado en la banca. La pregunta es, ¿por qué ya no juega?

La última vez que el mexicano vio acción fue el 24 de febrero cuando enfrentaron al Real Valladolid en partido de liga. En aquel juego, Diego Lainez fue titular, pero tuvo que salir del campo después de recibir un fuerte golpe en el glúteo. Desde entonces no ha sido tomado en cuenta y ha visto los últimos tres partidos desde la banca.

La sensación que Lainez causó a su llegada fue mucha, le apodaron el Messi mexicano y la verdad es que no ha cumplido las expectativas. El entrenador del Real Betis, Quique Setién, quien tan solo le ha pedido al juvenil seguir trabajando para encontrar de nuevo su oportunidad.

Analicemos, lo único que ha sumado Diego son chispazos de buenas jugadas, pero a la ofensiva tan solo suma un gol y ninguna asistencia, en pocas palabras no aporta. Mientras tanto no puede competir contra hombres que tienen más tiempo y ayudan mucho más.

Caso de Cristián Tello, veloz por la banda desequilibrante o Joaquín Sánchez, que a pesar de su edad sigue mostrando gran calidad a la ofensiva. Misma situación de Sergio León o Jesé Rodríguez. Para que el mexicano pueda volver a jugar tiene que ganarle a por lo menos dos de ellos, mismo que ahora está por arriba del nivel.

Tal parece que estos seis meses son de adaptación para Diego Lainez, quien tiene comenzar a demostrar su nivel y aportar para el juego en colectivo. De lo contrario seguirá sentado, esperando su turno.

Parece que el agente y padres del futbolista porque el Real Betis no es un equipo que ayude al desarrollo de jugadores, todo lo contrario, aquí piden resultados a corto plazo. Tal parece que la mejor opción para el mexicano era el Ajax de Holanda, un equipo que si desarrolla talento.

Publicidad