El jugador mexicano está en muchas latitudes del mundo. Desde Europa, hasta América del Sur y, por supuesto, en Centroamérica, región donde han encontrado refugio varios futbolistas aztecas. Uno de ellos, seguro muy recordado, es Omar Arellano, quien pudo convertirse en héroe y terminó siendo el gran villano del Herediano.

Así como en México, el país tico vivió su final del Clausura 2018 y es por eso que quizá varias personas no le hicieron mucho caso a lo que pasaba con Arellano. Sin embargo, todo siempre se sabe y el mexicano quedó muy mal parado.

Lee más: Tres jugadores mexicanos llegan al futbol español

En el juego de vuelta (el primero quedó 1-1) entre el Herediano y Saprissa, todo se definió hasta la serie de penales, después de que el encuentro terminara empatado a cero goles, pese a que el equipo del jugador mexicano jugó con uno más desde el minuto 28. Y fue ahí, desde los once pasos, que Arellano falló.

En los pies de Omar estaba la oportunidad de empatar la serie y continuar. Se preparó, corrió hacía el balón, pateó y terminó volando su esférico para darle la victoria al Saprissa, que levantó su título 34 en el futbol tico.

Tras su error, el mexicano no pudo contener las lágrimas y se tapó el rostro con su camiseta, mientras que los rivales festejaban con el público. Duro golpe para el delantero mexicano.

Lee más: Un Herediano “mexicanizado” enfrentará a Tigres en Concachampions

Hay que recordar que la Pina apareció en el mapa futbolístico con Pachuca, donde era catalogado como un joven con gran futuro, el mismo que nunca llegó. Tuvo sus oportunidades con los propios Tuzos, Chivas, Toluca y Monterrey en primera división. Mientras que en el Ascenso vistió las playeras de Leones Negros de la UdeG y Tampico Madero. En ninguno funcionó.

Omar incluso tuvo su oportunidad en las divisiones inferiores de España, con el Ontinyent, pero apenas y estuvo ahí unas cuantas semanas para después caer en el Herediano, donde ha jugado, pero ahora es el gran villano.