Existen muchos jugadores que no se dan por vencidos para cumplir su sueño de jugar futbol profesional, en este caso es un par de mexicanos que tuvieron que salir del país para conseguir una nueva oportunidad. Un futbolista formado en el América y otro en Cruz Azul, estaban desaparecidos, casi borrados del mundo del futbol, pero corrieron con mucha fortuna y ahora podrán continuar su carrera en el balompié de Sudáfrica.

Se trata de Luigiani Gallardo y Diego Franco, quienes consiguieron un contrato para jugar con el Tuks de la Universidad de Pretoria, así lo informó Luis Castillo en su columna publicada en el diario deportivo Récord. Ambos estaban borrados del futbol mexicano y parecía que el retiro sería lo más factible. Sin embargo, afrontarán un nuevo reto en el extranjero y serán los refuerzos del equipo africano.

Seis mexicanos logran ascenso en el futbol de España

Gallardo es un jugador habilidoso surgido de las fuerzas básicas del América, tuvo la posibilidad de debutar en la Primera División con las Águilas, además de pasar por selecciones menores. Salió cedido al Necaxa y Estudiantes Tecos en la Liga de Ascenso. Después tuvo que aceptar jugar en la Segunda División con Albinegros de Orizaba, Coyotes de Tlaxcala y Athletic Club Morelos. Consiguió regresar a la liga de plata con el Zacatepec Siglo XXI, mismo que fue su último equipo en México.

No encontró acomodo y emigró a los Estados Unidos, donde no le fue muy bien y decidió integrarse a la Selección Mexicana de Playa.

Mientras tanto Diego Franco surgió de las fuerzas básicas del Cruz Azul, pero se la pasó jugando en el Ascenso MX con Cruz Azul Hidalgo y San Luis, después salió para jugar con el Belén de Costa Rica, siguió en una liga alternativa de Estados Unidos y la temporada pasada jugó con el Salmantino de la Segunda División B de España.

Ahora decidieron aceptar una propuesta del futbol de África, ambos jugadores mexicanos reforzarán al Tuks de la Universidad de Pretoria, el cual milita en la Primera División de Sudáfrica. Para Gallardo será su segunda oportunidad en el extranjero, mientras para Franco será cuarta fuera de México.