El futbol de Europa no es para cualquier jugador, eso ha quedado confirmado muchas veces en México. Sin embargo, cada situación en específico es diferente y los motivos por los cuales el éxito no se logra son variados, por lo que se debe tener paciencia con los futbolistas. Así lo está experimentando Erick Gutiérrez.

Tras el éxito de Hirving Lozano con el PSV, la contratación de Erick Gutiérrez fue una ilusión más para el balompié azteca. Su inicio fue bueno, pero poco a poco el mediocampista fue perdiendo terreno y minutos de juego con el cuadro holandés y la gran duda era el por qué. La afición valora el tiempo en la cancha de Erick, pero Mark Van Bommel -su técnico- no se deslumbra y dejó claro el motivo por el cual el Guti no ve tanta actividad.

Al PSV le interesa jugar un partido contra Chivas

Tenemos un cierto concepto de juego en el que pides cosas muy específicas a los jugadores. Él está en ese proceso. Debemos concederle ese tiempo”, señaló Van Bommel en entrevista con el sitio oficial del club, antes de soltar de manera más clara el problema real que afecta al mexicano: “ha mejorado poco a poco. Es un jugador importante en el ataque, pero también ha mostrado dificultades con el concepto de juego que tenemos en Holanda”, indicó el entrenador.

En lo que va del 2019 -de acuerdo a datos de ESPN- Gutiérrez solo ha estado sobre el césped 93 minutos (distribuidos en tres partidos) y 11 encuentros los vio completos desde la banca, lo que reafirma que el mexicano no es de las primeras opciones para su técnico, ni siquiera para refrescar al equipo.

Así fue el regreso del Guti a las canchas del PSV

Pese a lo complicada que ha sido la adaptación de Erick, y las palabras de su entrenador, Mark reconoce que la falta de juego del mediocampista no es un problema. “Va a jugar. No estoy preocupado por eso. Es un muy buen jugador que, en mi opinión, necesita un poco más. Eso no es un problema”, remarcó el DT.

En estos momentos el PSV se está jugando el título de la Eredivisie. Con tres partidos por delante, el cuadro Granjero tiene tres unidades menos que el Ajax (pero un partido menos), por lo que Erick debe estar preparado para mostrarse en cualquier momento, pues Van Bommel lo puede requerir en algún momento de alta tensión y ahí es donde se demuestra la valía.