Este fin de semana nos enteramos que Marco Antonio Rodríguez, exárbitro comenzará su camino como entrenador y estará al frente del Salamanca de la Segunda División de España. El tema es que Chiquimarco ya sueña en grande y dejó en claro que piensa dirigir en Champions League y después dar el brinco para ser el director técnico de la Selección Mexicana.

Te recomendamos: ¡Golpe al ego del Piojo! Chiquimarco será técnico de Europa.

Este lunes por la tarde, Marco Antonio Rodríguez se presentó en el aeropuerto de la Ciudad de México para partir rumbo a España y fue abordado por periodistas que preguntaron por su futuro. Está será su primera oportunidad como director técnico y tiene todos los pápeles en regla para que la Federación Española de Futbol lo avale como estratega profesional.

¿Por qué nadie me dijo que Chiquimarco es pastor cristiano?

Chiquimarco cuenta con las credenciales que lo avalan ante la UEFA como director técnico y platicó un poco de su historia para los medios de comunicación:

“Alguna vez dije que yo sería entrenador de la Selección Mexicana y algún día lo seré. Así inició el sueño del arbitraje cuando le dije a mi madre que me iba a México para estar en tres Mundiales, así ahora puedo sentir que voy por todo”, comentó.

Marco puso todos los pápeles en regla para que no tenga barreras para ser entrenador en Europa:

“He estado trabajando para no cerrarme las puertas, incluso con los títulos UEFA aspiro a Champions, que no haya límites administrativos que no me permitan llegar a este tipo de escenarios”.

Hace siete años que Marco Antonio Rodríguez se retiró del arbitraje y se puso a estudiar para cumplir su sueño de ser entrenador, por lo que buscó a los mejores para que le dieran algunos consejos:

“Tuve el privilegio de compartir con el Cholo Simeone, con Zidane cuando empezaba en el Castilla y muchos entrenadores de alto nivel. Hoy soy salmantino, soy Salamanca y soy feliz por ello”, finalizó.

Chiquimarco llega para suplir a José Luis Trejo, entrenador que no pudo dirigir al Salamanca porque la Federación de España no avaló su certificado como entrenador, por lo que tuvo que dejar el cargo dos meses después de haber sido contratado.

Te recomendamos: