¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Coronavirus: Futbolistas mexicanos temen por su vida en Nicaragua

Taufic Guarch y otros futbolistas mexicanos temen por su vida en Nicaragua.
Redacción Los Pleyers
Taufic Guarch México (Foto: Getty)

La alerta sanitaria por la propagación del coronavirus en todo el mundo ha hecho que muchos gobiernos tomen la  determinación de suspender las actividades deportivas. El tema es que la Liga de Nicaragua no ha parado y los futbolistas mexicanos que militan en dicho país temen por su vida, porque deben salir de sus casa con miedo.

Te recomendamos: ¿Qué es la Fase 2 del coronavirus y cómo afecta al deporte nacional?

Hay algunos empresarios que son dueños de equipos de futbol que no son sensibles con el tema de la salud y siguen pensando en el dinero. Bueno, pues los directivos de la Liga de Nicaragua han decidido no cancelar los partidos y jugar a puerta cerrada, aunque esto signifique poner en riesgos a jugadores, entrenadores, árbitros y resto de personal para operar el juego.

En Nicaragua se han presentado dos casos de Covid-19, por lo que los futbolistas mexicanos juegan con miedo. Es el caso de Taufic Guarch, quien es el delantero del Real Esteli:

“Veo la situación fuerte, porque hablo con mi familia que está en México. No es muy sonado aquí lo del coronavirus. Ellos no quisieron parar la liga y nosotros estamos tratando de ser profesionales, haciendo lo que más nos gusta, con el miedo de no saber qué va a pasar”, declaró a ESPN.

Hay muchos jugadores de la Liga de Nicaragua que no ha querido ir a jugar y entrenar, pero saben que tienen que cumplir un contrato:

“Cómodo nadie se siente, muchos jugadores de otros equipos no querían venir a jugar. Hay un contrato y tenemos que cumplir, pero también tenemos que ver por nuestra salud. El presidente nos comentó que si no queríamos jugar, que ellos nos entendían. El que quisiera tomar esa decisión de no entrenar o no jugar, tenía que avisar y no había problema. A mi me gusta jugar y entrenar, cumplir con mi contrato. Por eso estoy aquí”, relató.

Otro futbolista que se encuentra en el país centroamericano es Fabrizio Tavano. Sus familiares viven en Italia y sus padres en Nueva Zelanda, está preocupado porque en los lugares donde radica su familia ya están en la fase 4 por el coronavirus y él tiene que seguir entrenando.

“Sabemos que en Nicaragua sólo hay dos casos registrados del virus y hasta que no se escuche algo más, la Federación tiene pensando que se siga jugando sin público. Antes de los partidos se toman decisiones, se puede decir si se juega o no. Somos la única liga que juega en Latinoamérica”, explicó.

Ellos están solos en Nicaragua y solo escuchan los relatos de su familia, por lo que ir a entrenar y jugar significa salir de la casa con miedo.

Te recomendamos: