El “Messi Mexicano” prefiere jugar para Argentina

Luka Romero, el "Messi Mexicano", no piensa representar a la Selección Mexicana

Dicen que “el hogar está en donde se encuentra el corazón” y Luka Romero vive en otro lado.

Nacido el 18 de noviembre de 2004 en Durango, fruto de la unión entre el futbolista argentino Diego Romero, quien en ese momento se encontraba jugando en los Alacranes de Durango y una mujer criolla, el pequeño creció sintiendo los colores de la nación de su padre y no los del país en el que dio sus primeros pasos.

https://twitter.com/CrackDeportivo/status/1015237878924939264?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1015237878924939264&ref_url=https%3A%2F%2Flospleyers.com%2Fnoticias%2Fargentina-roba-mexico-nuevo-messi-mexicano-luka-romero-afa-sub-15%2F

Su historia es la del niño que vive tanto tiempo en un lugar que siente la bandera de esa nación como suya. Es como si Giovani dos Santos Ramírez hubiera preferido defender los colores de Brasil en lugar de los de la Selección Mexicana por el simple hecho de haber crecido en La Masía y tener sangre brasileña. Pero a diferencia del actual delantero de Los Ángeles Galaxy, Luka sí optó por esa opción. Y pese a que tiene tres nacionalidades: argentina, mexicana y española y tenía la posibilidad de ser llamado por cualquiera de los tres países, él lo tiene muy claro: “Toda mi familia es argentina; mi sueño es vestir la camiseta Albiceleste“, confesó a la página de la Asociación de Futbol Argentino (AFA).

Romero llegó a España cuando tenía dos años, siguiendo los pasos de su padre, quien fue contratado por la Sociedad Deportiva San Pedro. Y fue ahí, en esa urbe, donde se enamoró de la pelota. “Tengo una familia muy futbolera, sobre todo mi papá, que todavía juega y siempre fomentó que nosotros lo intentáramos“. Pero no se pudo establecer, ya que su progenitor fue contratado por la Sociedad Deportiva Formentera, y tras un paso con las Fuerzas Básicas de ese club, se inscribió en el Sant Jordi, un equipo situado en Ibiza, donde rompió caderas e incluso llamó la atención de Dani Alves.

Cuando tenía 10 años, el Real Club Deportivo Mallorca lo animó a firmar un contrato de ocho años y el pequeño aceptó, ignorando las ofertas del Real Madrid y del Barcelona, que ya lo había invitado a realizar unas pruebas en 2011, pero no lo contrató debido a que era menor de la edad establecida en la política del equipo (no contratan niños menores de 10 años).

Soy un jugador veloz, que intento crear juego desde mi posición. Me gusta más asistir a un compañero que marcar un gol. Los entrenamientos siempre fueron vinculados a la posesión de pelota con el campo mojado; nos hacen pensar rápido y me piden que gambetee y dé pases de gol. Trato de imitar a Leo (Messi) en algunos movimientos, creo que es el mejor del mundo“, mencionó al portal de la AFA.

Actualmente, Luka tiene 13 años y sigue en el Mallorca, presumiendo los colores verde, blanco y rojo en su acta de nacimiento, pero con su cuarto y su corazón pintados de blanco y azul celeste.

Publicidad