¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¡Enemigo en casa! Ménez se aprovechó del América y fingió lesiones

Parece que por fin salió la verdad a la luz. Jérémy Ménez no juega en el América de Miguel Herrera por fingir lesiones.
Andrés Olmos
América le busca acomodo a Ménez (Foto: Getty)

El partido contra Toluca le sirvió al América para darse cuenta de dos cosas. La primera, que los dirigidos por Miguel Herrera estarán entre los favoritos para llevarse el Apertura 2019. Y la segunda, por fin se dio a conocer la verdadera razón por la cual Jérémy Ménez no entra en las convocatorias del club, a pesar de ya tener las plazas de extranjero liberadas para ser parte del plantel.

Te recomendamos: ¿Y ahora? Nadie quiere a Ménez, ¡ni siquiera ‘regalado’!

Durante mucho tiempo se pensó que la enemistad entre El Piojo y el delantero francés se debía a diferencias entre ambos y el capricho del director técnico mexicano. Pero lesionarse cada fin de semana y no ser tomado en cuenta constantemente comenzó a tornarse raro.

La realidad es que Ménez quedó marginado de Coapa por una razón: su profesionalismo. De acuerdo con información del ESTO, el galo no presentaba lesiones y sin problemas pudo ser parte del grupo que viajó al Estado de México para enfrentar a los Diablos Rojos.

El medio mencionado confirmó que que Jérémy abandonó uno de los entrenamientos la semana pasada con el argumento de presentar una molestia física. El club le dio salida, pero al día siguiente le solicitaron presentarse al médico para realizarle los estudios pertinentes y así conocer el alcance de la lesión.

El francés se negó rotundamente, pero para no generar controversia un día después se acercó al cuerpo técnico para decirles que lo que realmente le pasaba es que traía problemas en la cabeza. Para su mala fortuna, ya era demasiado tarde para pedir disculpas pues ya estaba tomada la decisión de no incluirlo para el duelo de este fin de semana.

Lo que más preocupa en el nido es que este tipo de actitudes han sido recurrentes en el futbolista europeo. Es por ello que la decisión de venderlo está más que pactada, solo falta que alguien se acerque a la directiva para iniciar las negociaciones pertinentes.

En caso de concretarse su marcha, el América buscaría la llegada de un último refuerzo proveniente del extranjero para cerrar una plantilla que sin duda puede ganar todo lo que se proponga, siempre y cuando logre deshacerse de los que no funciona o hace daño.

Y por si te lo perdiste, checa cómo recibieron a Ochoa en redes sociales: