Medidas de seguridad, un avance para prevenir accidentes en los estadios

La seguridad en los estadios debe ser una parte vital para los equipos de futbol, con el fin de evitar accidentes mortales como en Angola o Hillsborough

Los accidentes dentro de una cancha de futbol son normales, pero no debería ser lo mismo en las gradas o afuera del inmueble. Sin embargo, a lo largo de la historia, la muerte ha acompañado a los estadios de futbol en varias ocasiones. Ejemplo de ello es la llamada “tragedia de Hillsborough”, y los hechos ocurridos en Angola hace unos días. ¿Cómo se podrían evitar estos problemas de seguridad? Bueno, pues estos hechos han permitido algunas renovaciones en los estatutos de seguridad y aquí te decimos las más significativas.

Eliminación de vallas 

Tras lo sucedido en Hillsborough, en Inglaterra se prohibió el uso de rejas que servían para separar el campo de la cancha, con la intención de que la gente pueda ingresar rápidamente al campo si una situación de peligro se presenta.

Menos alcohol

Tras los diversos incidentes que dejaron víctimas, algunas ligas decidieron prohibir la venta de alcohol en las inmediaciones del estadio, para tratar de evitar cualquier altercado. España, Francia, Argentina, Colombia y Escocia son algunos ejemplos. Sin embargo, no todas las ligas han aplicado esa estrategia, como Alemania y México.

Registro de aficionados

En algunos recintos de Europa, se tomó como medida preventiva que todo aquel que vaya a un partido tenga un carné para poder ingresar y además su identificación sería más fácil en caso de algún disturbio.

Sanciones a estadios y equipos

En caso de hechos violentos, las autoridades han decidido en múltiples ocasiones poner un veto al estadio, con la intención de que se ponga más atención en el tema de seguridad.

En cuestión de equipos, la UEFA realizó uno de los castigos más severos, al impedir la participación de cuadros ingleses en competencias europeas durante seis años.

Acceso prohibido

Si el iniciador de algún percance es identificado plenamente, varios equipos han decidido multar, suspender o prohibir la entrada. En Italia, por ejemplo, aquellos que son acusados de provocar peleas serán alejados de las instalaciones deportivas por tres años o más, si reinciden.

Publicidad