¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Maxi Rodríguez acepta que eliminó a México del Mundial por mera suerte

El mediocampista habló acerca de su gol en el México vs Argentina y aseguró que tuvo mucha suerte
(Foto: Getty)

Hay fechas que aún le duelen a la afición mexicana. El 24 de junio del 2006 es una de ellas; ahí, la Selección de Argentina dejó en el camino al Tri en los Octavos de Final del Mundial de Alemania 2006, con un soberbio gol de Maxi Rodríguez en tiempo extra. De paso, se confirmó la paternidad de la albiceleste hacia los aztecas.

Te recomendamos: Crisis en Argentina: Amenazan a Brian Fernández y secuestran a referente del Lanús

Por si fuera poco, el futbolista y Juan Pablo Sorín, otro exjugador argentino, tuvieron una charla a través de Instagram donde recordaron aquel día en el que eliminaron a México. Juampi fue quien fabricó la jugada con Maxi que a la postre les dio el pase a Cuartos

“Nos complicó mucho México, nos puso contra las cuerdas, con ese equipo de La Volpe que jugaba muy bien, pero de repente Argentina ganó, tiene eso sagrado, reaccionamos, todos los enanos a tocar, merecíamos pasar de fase”, comentó Sorín.

Algo que se destacó de la plática fue que en la jugada de la anotación, Juampi realizó un gran cambio de juego, cuando no era su especialidad. Mientras que Maxi Rodríguez no contaba con un gran perfil zurdo y aún así la colgó en el ángulo.

“La verdad no cambio mucho de frente, vos lo sabes, no tengo la pegada de Roberto Carlos, no tengo ni siquiera el músculo, pero te vi, no sé cómo te vi, pero te vi allá lejos y por suerte el cambio de frente salió limpio, creo que con la velocidad justa”, expresó el exelemento del Liverpool.

Así es como Maxi Rodríguez llegó al clímax de la conversación y aseveró que si ese balón lo patea 10 millones de veces más, la mayoría terminarían en la tribuna.

“Son cosas que se dan en el momento, siempre digo eso, que Juampi no es de cambiar de frente, siempre lo hablábamos. Como te grité tanto, me la tiraste de lo pesado que era que te la pedía, pero en el momento cuando viene la pelota la quería acomodar para mi pierna hábil, para la derecha, pero como veo que el defensor va a cerrar el tiro, entonces giro en algo que sale natural.

Cuando la paro de pecho ahí digo que le pego y cuando sale al arco, la empalmo y ya veo el recorrido que se va a meter es impresionante. Creo que si pateo 10 millones de veces más puede terminar en la tribuna, me la puede sacar el portero, pero creo que en el momento que tenía que entrar, entró y eso fue lo lindo”, recalcó.

Y por si te lo perdiste: