¡Olvídense de un ídolo!

El tema de las renovaciones siempre será un escándalo en la Liga MX. En los últimos torneos, quien ha tenido problemas en torno a esto es Chivas, pero ahora el escándalo se dio en el Bajío.

A mediados de noviembre se dio a conocer que Mauro Boselli no extendería su contrato con el León, noticia que se confirmó este lunes, en palabras del propio jugador.

¿En verdad León está buscando a Lionel Messi?

A través de redes sociales emitió un comunicado dirigido a los fanáticos de La Fiera. En este se quejó de la situación y aclaró que el dinero no es el problema: “El Presidente y mi representante mantuvieron una reunión donde me quedó claro que la renovación de mi contrato no es de importancia para el Club. Quiero dejar en claro que la cuestión monetaria no es ‘el factor’ ya que no existió negociación”.

El futbolista señaló que cumplirá con los seis meses de trato que le quedan, enfocado y comprometido en cada uno de los duelos. Asimismo en cada palabra, e incluso en la imagen que utilizó de fondo, dejó ver el amor que le tiene a los colores del equipo y a su camiseta, así como a los aficionados, a quien en especial les escribió: “Así devolverles el cariño enorme que recibo de ustedes”.

El argentino llegó a México para jugar con los Panzas Verdes en junio de 2013. Desde entonces se volvió indispensable con el equipo, con quien ganó el torneo Apertura 2013 y Clausura 2014. Además se volvió anotador referente de la Liga MX, pues ganó la distinción de Máximo Goleador en el Apertura 2014, con 12 tantos; en el Apertura 2015, con 13, y en el Apertura 2017, con 11.

El León quedó fuera de la Liguilla del Apertura 2018, muy lejos de clasificar. En la tabla general terminó la competencia en el lugar 14 con 18 puntos, por lo que dejar ir a Boselli solo hace que los aficionados vean los avances de su equipo muy lejos, y hasta los que no son seguidores del equipo resaltaron la mala decisión de la directiva.

Además de estas reacciones a su carta, también se leyeron comentarios de apoyo y otros resaltaron que todo es cuestión de ciclos y debía aceptar que el suyo terminó ahí.