Algunos entrenadores de futbol suelen ser raros, excéntricos. No sólo por las cábalas o por sus rituales, sino porque algunos tienen extrañas costumbres mientras están en el banquillo durante los partidos. Sir Alex Ferguson masticaba chile para aliviar el estrés de los partidos. Giovanni Trapattoni tomaba agua bendita. Y a ellos se une Maurizio Sarri, quien fue visto masticando colillas de cigarro mientras el Chelsea hacía su debut ante el Huddersfield en la temporada 2018/2019 de la Premier League.

DT del Napoli muestra su lado machista ante pregunta de reportera [Video]

Maurizo Sarri es diferente a otros entrenadores de la élite del futbol. Pasó casi todas su carrera en divisiones menores de Italia antes de tener la gran oportunidad en la Serie A. También tiene la peculiaridad de, según reportes, fumar 80 cigarros al día. Sí, ochenta. Eso implica que fuma alrededor de cinco cigarrillo por hora. Si hacemos las matemáticas, implica que está despierto 16 horas diarias, llenando su pulmones de tabaco, nicotina, arsénico, alquitrán, etc.

Maurizio Sarri, Cigarro, Chelsea, Fumar

(Imagen: Twitter)

En Italia, cuando dirigía al Napoli, podía fumar sin ningún problema durante los partidos. Sin embargo, en Inglaterra las leyes son más estrictas y en los estadios no se puede fumar. Está estrictamente prohibido desde 2007. Para alguien que no puede estar sin fumar, esta restricción es una dura prueba de abstinencia. Así que Maurizio Sarri encontró una solución para su adicción. Tomó el filtro del cigarro y lo masticó mientras veía el triunfo del Chelsea 3 a 0 sobre el Huddersfield. Su dosis de cigarros la obtuvo a base de mordiscos.

Maurizio Sarri, Cigarro, Chelsea, Fumar

(Imagen: Twitter)

Parece que a la directiva del Chelsea se le ha encomendado la tarea de encontrar un lugar en el que su nuevo entrenador pueda dar rienda suelta a su vicio en el estadio, Stamford BridgeLos Blues no serían el primer equipo en designar un área para que su entrenador pueda fumar. Por ejemplo, el RB Leipzig hizo un cuarto especial para que Sarri pudiera fumar en su estadio. Construyeron una habitación temporal entre el vestidor de los visitantes y el área de fisioterapia para que Maurizio Sarri diera rienda suelta a su adicción. Eso pasó en la Europa League, cuando el Napoli visitó a Die Bullen la temporada pasada. Aunque, aparentemente, el Napoli pagó para que se construyera este cuarto. Gracias a esta instalación, pudo fumar antes de la patada inicial, en el entre tiempo y al finalizar el partido, que se saldó con un triunfo 2 a 0 para los napolitanos.

A petición del Napoli, Leipzig modifica vestidor para que entrenador pueda fumar

Así que parece que el Chelsea buscará una solución similar para la adicción al cigarro de Maurizio Sarri, quien, mientras tanto, ya encontró una curiosa manera de compensar la necesidad de tabaco de su organismo.