¿Que más mujeres jueguen futbol americano es razón para celebrar?

Cada vez vemos a más mujeres con cascos y hombreras dándolo todo en los emparrillados del futbol americano, demostrando su pasión por el deporte en una época muy peligrosa para...

Cada vez vemos a más mujeres con cascos y hombreras dándolo todo en los emparrillados del futbol americano, demostrando su pasión por el deporte en una época muy peligrosa para su práctica.

Acercándonos al Super Bowl LII entre los New England Patriots y los Philadelphia Eagles es muy difícil no contagiarnos de la adrenalina del futbol americano, un deporte que si bien tiene la liga más poderosa del mundo, vive uno de sus momentos más críticos.

Sin embargo un tema pendiente es el papel de la mujer en un deporte plagado de testosterona. 

Las jóvenes deportistas comienzan abrirse camino en el futbol americano de secundaria en los Estados Unidos, muy pocas a nivel colegial y ninguna ha logrado llegar a la NFL.

En un reportaje de New York Times, se enumeraron algunos casos de éxito de las mujeres en los emparrillados, como la quarterback Holly Neher, quien fue la primera en la historia en lanzar un pase de anotación en Florida, o la pateadora K-Lani Nava, primera mujer en anotar puntos en un juego de campeonato estatal de secundarias en Texas.

Pero que las mujeres se tomen un papel protagónico en el futbol americano no es tema de festejo cuando muchos atletas dejan de practicarlo por el tema de las lesiones en la cabeza.

“¿Por qué traemos a las chicas a esto?, si deberíamos de sacar a los chicos”, declaró el doctor Robert Stern, director de investigación clínica para la Universidad de Boston, quien dirige los estudios sobre la encefalopatía traumática crónica, que es la enfermedad degenerativa del cerebro causada por los repetidos golpes a la cabeza.

“No tiene sentido exponer a los niños a repetidos impactos a la cabeza durante los periodos de increíble maduración del órgano más importante del cuerpo, el cerebro”, recalcó Stern para NYT.

Según los números, el número de mujeres jugando futbol americano es aún muy bajo. En los programas Pop Warner de futbol juvenil, tan solo 1,100 chicas ven actividad en un universo de 225,00, además de acuerdo a la Sports and Fitness Industry Association solo 10.9 por ciento (596,000) de 5.5 millones de jugadores son mujeres.

Aunque los números parecen crecer en el género femenino, cada vez menos niños practican el americano, según cifras de la National Association of State High School Federation, siendo una baja de 3.5% en los últimos 5 años.

Y es que son varios los motivos por los que los padres de familia ya no desean que sus hijos lo practiquen. Un estudio de la Universidad de Boston publicado en 2017 encontró que los niños que juegan americano antes de los 12 años tienen mayor riesgo de problemas emocionales y de comportamiento en su vida.

Otro estudio realizado por MRI descubrió que los niños que juegan futbol americano de contacto sufren cambios en a materia blanca del cerebro tras una sola temporada jugada.

Mientras esto sucede, ligas como la Utah Girls Tackle Football, que nació en 2015, aumenta con temporada el número de chicas interesadas en jugar teniendo en este momento al rededor de 400.

Aunque algunos afirman que los golpes que se dan en las ligas femeniles son menores y por lo tanto menos riesgosos, también hay estudios que dicen lo contrario.

Según la American Medical Society of Sports Medecine en 2012, las atletas sufren más contusiones que los varones en escenarios parecidos, siendo asó que tienen mayores síntomas y tardan más en su recuperación.

Al mismo tiempo Donna Duffy, directora del Female Brain Project, equipo de investigación de la Universidad de Carolina del Norte, recomienda que los niños y niñas pre adolescentes deben evitar el contacto en un deporte como el americano.

También, la Concussion Legacy Foundation que está integrada por doctores y ex jugadores de la NFL, publicó que no recomiendan que los chicos menores de 14 años practiquen este deporte y en su lugar aprendan de los fundamentos a través del flag football, aplicando esto tanto para niños y niñas.

Quizá veamos un triunfo que las mujeres estén tomando roles importantes dentro de los emparrillados (y es para aplaudir), pero la verdadera preocupación debería ser ¿debemos seguir practicándolo, tanto hombres como mujeres?.