Muchos futbolistas hacen planes a futuro con el objetivo de no perder todo una vez que se retiren, algunos prefieren continuar en el negocio del balompié, ya sea como entrenador, directivo y hasta representante, pero otros le dan un giro a su vida. Mark Bresciano dejo el futbol y de inmediato comenzó a planear su empresa de marihuana.

Bresciano fue un futbolista australiano que por mucho tiempo fue de lo más sobresaliente de su país, jugó 11 años en el futbol de Italia, representó a su Selección en tres copas del mundo: Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014. Jugó un año en los Emiratos Arabes y uno más en Qatar, hasta que en el 2015 decidió retirarse, pero ya tenía claro a lo que se quería dedicar.

Partido en España es suspendido por fuerte olor a marihuana

Ahora, a tres años de su retiro vive en Melbourne, Australia, se dedica a comprar terrenos para cultivar marihuana, “ahora invierto en bienes raíces y el año próximo quiero cultivar cannabis con fines médicos. Actualmente estamos estudiando el tema con mi socio y esto me da el incentivo para levantarme todos los días. Me hace disfrutar”, comenta en entrevista.

 

El exfutbolista ya va bastante adelantado con su nueva empresa que lleva por nombre Greenhope (esperanza verde), ya tiene un lugar designado y hasta las licencias necesarias. Está casi lista para comenzar a operar, pero antes de comenzar quiere saber más para poder ofrecer un buen producto a quien lo necesite. 

“Estamos yendo a Canadá y Estados Unidos para aprender más, así como a Europa, pare reunirnos con los expertos. Pero extraño jugar al fútbol, especialmente en Italia, donde es considerado una religión. En estos días sólo soy un espectador”. Finalizó.

Así que dentro de poco tendremos a un exfutbolista que ha decidido cambiar de aires, dejar por completo el balompié para ahora ser un exporto en la producción de cannabis con fines médicos.