La “maldición del superlíder” en liguilla, ¿verdad o mito?

En México existe el mito urbano que ha afectado a muchos líderes en los torneos cortos de futbol, pues se dice que quien entra en primer lugar a la liguilla...

En México existe el mito urbano que ha afectado a muchos líderes en los torneos cortos de futbol, pues se dice que quien entra en primer lugar a la liguilla no podrá salir campeón, pero ¿qué tan cierto es esto?

Los torneos cortos comenzaron el 1996 y desde ahí las cosas no pintaron bien. El Atlante tuvo el honor de terminar en la cima del Invierno 1996, sin embargo fueron sorprendidos por Toros Neza quienes dejaron el marcador global en 9-2 y a los jugadores azulgrana boquiabiertos.

A partir de ahí han pasado casi 20 años, es decir 39 liguillas y sólo cuatro clubes han logrado romper la “maldición”, eso sí, algunos en múltiples ocasiones.

El primero en llegar al campeonato después de acabar en la cima del torneo, fue el Toluca. Los Diablos Rojos lograron la hazaña en los Veranos 1998, 1999 y 2000. Después se uniría el Pachuca, con títulos en los Clausura 2006 y 2007, además del Santos en el Clausura 2012.

Sí, sabemos que falta un conjunto, pero este necesitaba una mención especial aunque lo odien. En 2014, el América de Antonio Mohamed se convirtió en el único superlíder en terminar campeón en un Apertura, pues los tres anteriores (por si no lo habían notado) lo hicieron en los certámenes de Clausura.

Los siete trofeos alzados, por los cuatro equipos anteriores, equivalen al 17.94% de todos los títulos que se han disputado en el futbol mexicano. Esto deja claro que en la liguilla cualquiera puede ganar, ya sea el superlíder o el octavo lugar, como sucedió en los bicampeonatos de Pumas y León.

No obstante, el último equipo que sufrió la “maldición del superlíder” fue Monterrey en el Clausura 2016. La Pandilla logró llegar a la final junto a Pachuca y, pese a que los regios era favoritos, se llevaron un doloroso resultado en los últimos segundos de la final de vuelta.

Para el Apertura 2016, Xolos marcha en primero, pero puede ser superado en la jornada 17 por Pachuca, ¿qué le conviene más? ¿terminar en primero o dejarse ganar (uno nunca sabe)? ¡Vaya dilema para el equipo del “Piojo” Herrera!

Publicidad