Ya han pasado cuatro días desde que El Cuervo tuvo que ser hospitalizado e intervenido quirúrgicamente por el golpe en la nuca con un tabique, objeto que fue aventado por su contrincante de pelea Ángel o Demonio. Por ahora el luchador de Puerto Rico ya se recupera, y mientras esto sucede varios de sus compañeros le organizaron un evento a beneficio. Pero, ¿qué hay detrás de la agresión.

Luchador queda inconsciente tras ser golpeado con un tabique [Video]

Bueno, pues nos pusimos a investigar y dimos con varias vertientes. La primera viene directamente del Gobierno del Estado de México, y es que la empresa que organizó el evento en la Arena López Mateos incumplió con lo estipulado en el reglamento. Un día después de la agresión, la Comisión de Box y Lucha del Estado de México suspendió de forma definitiva a Ángel o demonio. También evidenció que la empresa PALL, organizó una lucha extrema o vale todo cuando en la entidad están prohibidas.

Ante esto, Héctor Guzmán Herrera y Juan Morales, promotor y organizador de la lucha tendrán una audiencia para explicar porque se realizó el evento.

Varias personas han hablado alrededor del tema. Por subirse al ring, Ángel o Demonio pactó un pago de 400 pesos, el señor no era tonto y quizo evitar accidentes. Previo a la pelea solicitó a los organizadores un cambio de rival, pues argumentó que El Cuervo no tenía experiencia en lucha extrema, además, el puertorriqueño no estaba dispuesto a pelear con sillas, lamparas o cualquier objeto que pusiera en riesgo su integridad.

Ninguno de los dos gladiadores querían pelear bajo las condiciones de la empresa, al final fue referí que los convenció de subir al ring. Primero les dejó en claro que no se podía cambiar el cártel, por lo que la lucha se tenía que llevar a cabo. Segundo, les propuso una batalla clásica a ras de lona, pero El Cuervo se negó, pues es malo haciendo llaves. Así que no les quedó de otra que salir y luchar en modalidad extrema.

Luchador de la WWE quiere vengar a El Cuervo

El luchador Súper Crazy brindó una entrevista a ESPN, donde reveló otra negligencia de las autoridades. Explicó que en nuestro país no existen las condiciones para realizar un combate “vale todo”, pues los chavos lo hacen para sobresalir y llegar a las grandes empresas, pero son mal pagadas.

También mencionó que tras la agresión, el luchador nacido en Puerto Rico fue llevado a los vestidores, donde permaneció un buen rato con la herida expuesta, pues el médico no estaba preparado para este tipo de circunstancias. Después fue trasladado a al Hospital Juárez de Ciudad de México, donde fue operado para extraer el coágulo de la cabeza.

Afortunadamente el luchador ya se encuentra en terapia intensiva y recuperándose, pero lo anterior dice que los organizadores no contaban con una buena planeación. Se evidenció que no tenían un plan de emergencia ante posibles lesiones, además que el médico contratado estaba limitado.

Luchador que golpeó a compañero con tabique es suspendido de forma indefinida

Ángel o Demonio fue entrevistado por Pásala, donde dio su punto de vista de lo ocurrido. La idea era dejar en claro que él quería pegarle en la espalda y no en la cabeza como sucedió: “después de yo recibir una dotación de sillazos y una plancha (en las butacas), mi intención fue pegarle en la espalda, pero cuando él se levanta el ladrillo ya va en el aire. Yo quiero que la gente sepa que mi intención no era lastimarlo, al contrario, yo quería hacer una buena lucha con una persona que no está capacitada para hacer lucha extrema. El chavo no está preparado y no es que yo quiera excusarme, es un muchado fuerte, guapo, elegante, pero no extremo”.

Al final se puede concluir que: la empresa realizó un evento prohibido, contrató a un luchador que nunca había estado en la lucha extrema y no quiso cambiar de gladiador cuando se le solicitó.