Rey Mysterio: El fraude que se convirtió en leyenda por una muerte

La carrera de Rey Mysterio ha tenido de todo: fraude, tragedia y muerte
Rey Mysterio y su famosa llave "619" | Fuente: Los Pleyers

Conforme pasa el tiempo resulta más difícil convertirse en leyenda por lo tantos personajes que triunfaron en épocas anteriores. Y tal parece que Rey Mysterio Jr. logró llegar al nivel de comer en la mesa de los grandes.

Pese a que nació en Estados Unidos, el Amo del 619 debutó en un ring de México y su carrera es digna de contarse del mismo modo como se relata la de un Santo, Blue Demon o Mil Máscaras.

La diferencia es que la trayectoria de este icónico luchador mexicoamericano estuvo llena de altibajos, fraudes y tragedias que sin ellas quizás no hubiera alcanzado el mismo éxito.

Rey Mysterio en una conferencia de prensa este año | Fuente: Getty

El inicio

El verdadero nombre de Rey Mysterio es Óscar Gutiérrez Rubio. Nació en California, Estados Unidos, un 11 de diciembre de 1974. Su debut en el pancracio vino un 30 de abril de 1989, con tan solo 14 años. Su primer desfile hacia un ring lo hizo bajo el nombre de Colibrí y de inmediato inició una rivalidad con Psicosis, quien es su tío y entrenador.

Tras pasar por varias arenas independientes de Tijuana, su familiar decidió darle el nombre de Rey Mysterio Jr. para así llegar a Triple A en 1993. Su estadía en esta empresa resultó corta porque la Extreme Championship Wrestling (ECW, por sus siglas en inglés) se lo llevó en 1995, junto con otra joven promesa: Eddie Guerrero.

La calidad de Óscar Gutiérrez lo llevó a destacar al grado de llenarle el ojo a la World Championship Wrestling (WCW), quien en 1996 era la compañía de lucha libre número uno en suelo estadounidense.

La fama de Mysterio empezó a subir como espuma al ser parte de la camada de luchadores mexicanos que le abrieron la puerta a los latinos en Estados Unidos; convirtiéndose en parte fundamental en la recién creada división cruzero, donde ganó un campeonato.

La WCW innovó tanto que en los ochenta y noventa llegó a vencer en rating a su competencia, la World Wrestling Federation (WWF, hoy mundialmente conocida como la WWE). Pero llegó un momento en que la empresa de Vince McMahon cambió todo su contenido y se puso en lo más alto. A partir de aquí viene el oscuro pasado de Rey Mysterio.

El fraude

Varios gladiadores se rebelaron contra la compañía de Eric Bischoff (WCW) porque no tenían protagonismo, por lo que muchos de ellos se marcharon a la WWE.

Ante todas las pérdidas millonarias, Bischoff necesitaba una forma para llamar la atención de los aficionados y Rey Mysterio fue su llave. El Amo del 619 destacaba pero no tenía la proyección necesaria para consolidarse, por ello se decidió que el mexicoamericano debía perder su máscara para atraer más público.

La pelea se llevó a cabo en 1999 dentro de SuperBrawl IX, de la WCW. Kevin Nash y Scott Hall enfrentaron a Mysterio y Konnan; el primero apostó la tapa y el segundo solo la cabellera, lo que dejó claro que se trató de un combate desigual.

Como estaba estipulado, Rey perdió su máscara pero lo que pocos sabían es que cuatro días después, el mexicano tenía pactada otra lucha en Tijuana para enfrentar a Psicosis en un máscara vs máscara.

Portada de Rey Mysterio sin máscara | Fuente: Superluchas

Los fanáticos y la Comisión de Tijuana se enteraron de que el jovencito oriundo de California había sido desenmascarado y no dejaron que la apuesta se llevara a cabo.

Esa noche, el viernes 25 de febrero de 1999, Rey Mysterio subió al ring del Auditorio de Tijuana y pese a que la gente comenzó a abuchearlo y a gritar “¡fraude, fraude!”, el luchador procedió a quitarse su tapa. Psicosis optó por hacer lo mismo aunque se cubrió la cara con una toalla, esto en señal de respeto.

En una entrevista con MLW Radio, el gladiador confesó que nunca quiso llevar a cabo la lucha en WCW.

“Recuerdo que llegamos un día o dos antes del pay-per-view y vimos a Eric en el Betty Boop Bar del MGM Grand (en Las Vegas), el cual está en la entrada, y recuerdo que quería hablar con él. Fui muy breve, pero le dije que no me sentía cómodo con hacer esa lucha, especialmente porque, bueno, no me sentía cómodo… Y el me dijo algo así de ‘Rey, tienes que hacer lo que se te ha pedido. Estás bajo contrato, y si no lo haces estarás incumpliendo el contrato’. Me tenía atrapado. Toda esa semana fue una pesadilla”, relató.

Su estrellato gracias a una muerte

Tras su oscuro pasado, Rey Mysterio se reinventó. La WCW no alcanzó la fama que buscaba y tuvo que ser vendida a la WWE. Entre 2001 y 2002, el gladiador volvió a México y peleaba con su verdadera identidad hasta que llegó a la empresa de los McMahon, quienes le pidieron que volviera a portar su máscara, esa que nunca debió perder.

El mexicoamericano se volvió conocido entre el público de la WWE, pero una vez más faltaba ese empujoncito que lo llevara a la cima.

Este llegó gracias a Eddie Guerrero, quien fue clave para que la carrera del 619 terminara por despuntar. La WWE determinó que el gran momento de Mysterio había llegado hasta que se produjo la trágica muerte de Eddie, el 13 de noviembre de 2005.

Tras el deceso del ‘Latino Heat’, los directivos decidieron que para mantener el impulso del mercado latinoamericano lo lógico era que Rey Mysterio llenara el hueco; y así fue, pese a que muchos defienden la teoría de que la compañía nunca hubiera promocionado con tanta fuerza al californiano de no ser por una trágica muerte.

En 2006, Óscar Gutiérrez ganó la edición del Royal Rumble tras permanecer dentro del cuadrilátero más de 62 minutos.

A partir de ahí vinieron cuatro ocasiones en las que el Amo del 619 ganó el campeonato de parejas; en dos más se alzó con el título Intercontinental y en 2006 consiguió su primer campeonato de los pesos pesados.

A finales de febrero de 2015, Rey Mysterio puso fin a 13 años de estadía en la WWE y volvió a México de una manera nada fortuita.

El peor recuerdo

Óscar volvió a Triple A pero su retorno se vio manchado por el trágico accidente que acabó con la vida del Hijo del Perro Aguayo, el 15 de marzo de 2015.

Unas patadas voladoras del californiano dejaron inconsciente al integrante de Los Perros del Mal, quien al llegar a un hospital de Tijuana murió. Muchos quisieron culpar a Rey Mysterio, pero la familia del fallecido salió a defenderlo.

Retiro

Para 2018, el luchador mexicoamericano regresó a la WWE, en una nueva edición del Royal Rumble. Dos años después nos encontramos con que junio del 2020 podría ser el mes en que llegue el retiro del Amo del 619, aunque quizás haya un as bajo la manga en todo esto.

Pese a que la carrera de Rey Mysterio estuvo llena de altibajos y malas pasadas, nadie podrá negar su calidad encima del ring. Sus lances y llaves lo consolidaron en el mercado líder de la lucha libre mundial y dejó en claro que el mito de que “para triunfar en Estados Unidos necesitas quitarte la máscara”, es puro cuento.

Y por si te lo perdiste:

Fuente