Policía cancela de última hora función de lucha libre

Los fanáticos del deporte de los costalazos iban a presenciar el show desde su automóvil
Así se veía la arena antes de la cancelación | Fuente: Lucha Libre Vanguardia (Facebook)

La lucha libre fue una de las disciplinas más afectadas por el brote de coronavirus. Las funciones tuvieron que ser canceladas y los gladiadores se vieron en la obligación de buscar otra fuente de ingresos en lo que se levantan las restricciones para la realización de eventos masivos.

A pesar de que las autoridades todavía no permiten que se lleven a cabo esta clase de shows, la promotora Vanguardia decidió organizar una función el fin de semana pasado, eso sí, bajo estrictas medidas sanitarias. Los fanáticos podían asistir siempre y cuando permanecieran en sus automóviles para evitar aglomeraciones, mientras que el ring se ubicó al aire libre en medio de los presentes.

A pesar de las precauciones de Lucha Libre Vanguardia, la policía arribó al lugar y procedió a cancelar el evento minutos antes de que comenzara.

“Cabe destacar que el inmueble es propiedad privada, el público acató estrictamente las órdenes de no descender de su auto y se acataron todas las medidas de sanidad, es aquí en donde nos preguntamos ¿Y el bar que estaba en frente porque estaba dando servicio?”, reclamó uno de los organizadores en redes sociales.

Las autoridades les dijeron a los integrantes de la promotora que la denuncia la obtuvieron de alguien relacionado con la lucha libre. Según información de Soloswrestling, la denuncia habría sido impuesta por Crazy Boy, dueño de Desastre Total Ultraviolento (DTU), compañía que es competencia directa de Vanguardia.

Y por si te lo perdiste, dale clic al siguiente video para ver el último capítulo de Tirando Guante…

Fuente