La historia de cómo “Kemonito” llegó a ser un ícono de la cultura pop mexicana

Conoce cómo es que esta figura de la lucha libre se volvió un ícono más allá de los cuadriláteros.
Kemonito es un completo ídolo nacional e internacional | Foto: Especial

En la histórica lucha libre mexicana han pasado miles de luchadores, pero muy pocos han llegado al alcance de ser figuras culturales como lo han sido El Santo, Blue Demon o en tiempos recientes Místico.

¿Qué tiene la lucha libre que hace íconos culturales a sus gladiadores? Probablemente sea esa cuestión “kitsch” que tienen muchas cosas mexicanas catalogadas “de barrio”, lo que provoca que nombre como el de “Kemonito” estén en todos los rincones del país. Pero entonces, ¿quién es éste singular personaje y cómo fue su ascenso a la fama? Conoce su historia:

El último ídolo del CMLL | Fuente: @kemonito.oficial (facebook)

Los inicios de Kemonito

La lucha libre mexicana se distingue por incluir personajes de tamaño pequeño como luchadores. Así fue que en 1988, Tinieblas buscaba introducir una mascota/compañero que lo acompañara en la esquina, sin tener que pelear. De esta manera, nació el famoso Alushe.

“Tinieblas quería un changuito o lorito, una mascota no sabía qué”, son las palabras con las que Kemonito describe su alianza con el legendario tinieblas.

Esta pareja fue un dúo muy popular, apareciendo en todos lados, e incluso en la serie “Las Aventuras de Capulina”. Todo esto fue por alrededor de 20 años, hasta que Tinieblas heredó la mascota a su hijo Tinieblas Jr.

Alushe y Tinieblas, siendo una gran mancuerna | Foto: Tinieblas oficial

La transición a Kemonito

En 2005, el personaje que le dio vida al “Alushe”, pensó entrar de lleno en lucha libre profesional. Pero un día, el entonces director del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), Paco Alonso Lutteroth, le encomendó el encarnar a la mascota oficial de la organización luchística.

Al no tener un nombre oficial de la mascota, el Dr. Alfonso Morales, recientemente fallecido, empezó a decir que el personaje de pelos azules y con apariencia de mono estaba “monito, Kemonito” (estar monito es una manera de decir que algo esta lindo, bonito u ocasiona ternura).

El proceso de viralización

Kemonito, que lleva casi 20 años en el personaje, se empezó a hacer famoso gracias a una patada que le dio el luchador Último Guerrero, acción que lo mandó a volar y a conseguir millones de visitas en YouTube y otras redes sociales.

Gracias a este suceso se empezaron a hacer memes, chistes y videos acerca de este gran personaje. La idea de la creación de la mascota fue un éxito rotundo que se tradujo a playeras, canciones, máscaras y miles de figuras se han hecho en torno al ídolo y leyenda del pancracio nacional.

¿Qué sigue en la carrera de Kemonito?

A pesar de las lesiones que ha sufrido en los cuadriláteros, que lo han tenido con ganas de retirarse, a sus 53 años, el carismático luchador no cuelga la máscara por una razón muy sencilla: el amor de sus aficionados que le piden que no se retire.

Pero la dinastía familiar continúa en la lucha libre: Microman es su hijo, tiene enanismo y compite en la división Micro-Estrellas, exclusiva de personas pequeñas de CMLL, así como lo ha hecho su padre… ¿será capaz de igualar la leyenda?

¿Consideras que Kemonito es el luchador más importante de la última época?

Con información de Forbes, Milenio y Bolavip.

***

No dejes de seguir a Los Pleyers a través de nuestro canal de YouTube

Publicidad