Los luchadores extrañan los golpes recibidos en los cuadriláteros

Galeno del Mal cuenta cómo ha pasado el confinamiento por coronavirus
La lucha libre fue una de las industrias más afectadas por el coronavirus | Fuente: @galenodmal (Instagram)

Para evitar la propagación del coronavirus, los gobiernos de todo el mundo cerraron fronteras, pidieron a su población cumplir con un confinamiento y suspendieron cualquier clase de evento masivo.

Al ser actividad no esencial, las peleas de lucha libre tuvieron que ser canceladas. Ahora tras tanto tiempo parados, los gladiadores no ven la hora para regresar a los cuadriláteros.

“No saben cuánto extraño estar en un ring, estar con el público y ¡pum!, un trancazo (golpe) a uno, un trancazo a otro. Extraño pegarles a luchadores, que me peguen también, me gusta mucho que me peguen”, relató el Galeno del Mal.

Para el enmascarado y su hermano no ha sido nada sencillo estar en casa encerrado pues son personas muy activas.

“El lunes me dio un tipo ataque de ansiedad en que le dije a mi madre: ‘¡ya no aguanto, ya no puedo!’ Me sentí aturdido, me sentía que no cabía en ninguna parte. Al principio hacía de todo, pero llega el momento en que no tienes nada qué hacer”, resaltó por su parte Hijo de Dr. Wagner.

Mucho se ha hablado sobre la posibilidad de que las funciones se realicen a puerta cerrada, situación a la que muchos han mostrado su desagrado pues las personas le dan un toque especial a cada lucha.

“Para mí es importante el público, escucharlos que me digan groserías o que me apoyen”, expresó el Galeno del Mal.

Pero el parón de actividades no ha impedido que los hermanos continúen con su preparación física y técnica.

“Tratamos de venir al cuadrilátero dos veces a la semana y perfeccionar movimientos hechos o aprender unos nuevos”, aseguró Hijo de Dr. Wagner.

Y por si te lo perdiste, dale clic al siguiente video para ver el último video de Los Titulares de Los Pleyers

Fuente