Dinastía Alvarado: Los poderosos Brazos de la Lucha Libre Mexicana

La lucha libre mexicana le debe mucho a Los Brazos.
Los Brazos, una de las tercias memorables de la Lucha Libre mexicana

La Lucha Libre mexicana, ese rito forjado caída a caída en sangrientas batallas en las que se juega más que una máscara, cabelleras o campeonatos, encontró en la dinastía Alvarado a algunos de sus máximos exponentes: Los Brazos.

La raíz de esta familia fue el maestro Juan Alvarado, mejor conocido como Shadito Cruz. Un gladiador bajito, pero con gran habilidad sobre el cuadrilátero en la época de los grandes enmascarados, como El Santo y Blue Demon. Al gran Shadito también se le conoció en los encordados como ‘El Hombre del Brazo de Oro’, nombre que aprovecharon sus vástagos para dar vida a una de las familias más grandes de la Lucha Libre Mexicana.

Shadito Cruz y sus hijos

Los 6 hijos de Shadito Cruz conformaron a Los Brazos. Primero estuvieron Los Mosqueteros del Diablo, una tercia inigualable conformada por Brazo de Oro (Jesús Alvarado Nieves), Brazo (Juan Alvarado Nieves ​​) y Brazo de Plata (José Luis Alvarado Nieves). Su fama creció en la década de los 80 a tal punto que no había una revista especializada en el género que no los tuviera de portada.

La tercia de Los Brazos recorrió toda la república mexicana y el extranjero con gran éxito, coleccionando campeonatos y rivalidades a su paso. Alcanzaron el punto máximo de su carrera el 21 de octubre de 1988, en la Monumental Plaza de Toros de Nuevo León, al perder las tapas frente a otra gran familia luchistica: Los Villanos.

La batalla contra Villano I, Villano IV y Villano V, es una de las más sangrientas de las que se tenga memoria en la historia de la lucha libre nacional. El encuentro fue bautizado por los medios regios como el día que “Hasta el cielo lloró”, debido al aguacero que cayó aquella noche (de agua afuera de la arena y sangre, dentro del cuadrilátero).

Pese a todo pronóstico, para la época, Brazo de Oro, Brazo, Brazo de Plata aumentaron su popularidad sin la máscara. En la Década de los 90, el carisma y sobrepeso de Brazo de Plata le ganaron el apodo de Súper Porky.

Los Brazos y Los Villanos, dos de las familias que no dejaban nada a la hora de sangrar en el ring.

A la tercia de los Mosqueteros del Diablo se sumaron Brazo Cibernético (José Aarón Alvarado) , Súper Brazo (Martín Antonio Alvarado) y Brazo de Platino (Daniel Alvarado Nieves), formando la tercia de “Los Nuevos Brazos” a principios de la década de 1990.

La historia hizo que sólo en una ocasión todos los miembros de la familia Alvarado se enfrentarán en el ring. Ocurrió en Japón, en un combate de relevos australianos en la que El Brazo, Brazo de Oro y Brazo de Plata resultaron ganadores.

Una nueva generación de Alvarados se sumó a las huestes de los Brazos al inicio del siglo XXI. Los hijos de Súper Porky: Muñeca de Plata, Máximo, Goya Kong y Psycho Clown, han logrado hacerse de importantes espacios dentro de las empresas luchísticas nacionales siendo figuras en el ring de lucha libre. La Máscara, hijo de Brazo de Oro, Robin, hijo del Brazo Cibernético, y Brazo Celestial lo han hecho en la CMLL.

Los Mosqueteros del Diablo ya descansan en poder, pero sus herederos siguen haciendo de las suyas, poniendo el nombre de los Alvarado en alto.

***

Recuerda que tenemos más contenido en nuestro canal de YouTube, visítanos.

Publicidad