Llegó el fin de semana que desde hace meses tenía marcado en su calendario Peyton Manning y los Indianapolis Colts. Tras una carrera brillante con el equipo, Manning se convirtió en estrella y leyenda del futbol americano, por lo que el equipo le dedicó una estatua a las afueras del Lucas Oil Stadium. 

“Siempre seré un Colt”, mencionó Peyton en la ceremonia que sirvió para develar la figura de bronce, para después lanzar balones autografiados a los cientos de aficionados.

Sin embargo, las grandes emociones para el quarterback no acaban ahí, ya que este domingo (8 de octubre), el número 18 que lo acompañó durante toda su carrera será retirado de la franquicia de Indianápolis, durante el partido entre Colts vs San Francisco 49ers.