Los atletas que no se mantuvieron en lo más alto de los JJOO

Dicen que la gloria es eterna una vez conquistada. Para algunos atletas y equipos olímpicos representa un proceso de cuatro, ocho y hasta 12 años. Jacqueline Rentería, medallista colombiana en...

Dicen que la gloria es eterna una vez conquistada. Para algunos atletas y equipos olímpicos representa un proceso de cuatro, ocho y hasta 12 años.

Jacqueline Rentería, medallista colombiana en Beijing y Londres perdió en los cuartos de final y terminó su camino rumbo a tres Juegos Olímpicos consecutivos con presea, proeza inédita para su delegación.

Paola Espinoza ganó bronce en Beijing y plata en Londres junto a Tatiana Ortíz y Alejandra Orozco desde la plataforma de 10 metros en los clavados sincronizados. El siguiente paso era obvio: lo más alto del podio. Sin embargo, la competencia no resultó bajo lo esperado y terminaron en la sexta posición, lejos de las medallas. Su única esperanza cae en la categoría individual.

El clavadista ruso Ilya Zakharov se llevó la prueba del trampolín de tres metros en Londres 2012 y el oro en Rio de Janeiro era el paso natural. Después de clasificarse a la final, las posiciones se invirtieron 360 grados y finalizó la prueba en la última posición.

En cuestión de equipos, el equipo femenil de futbol en Estados Unidos nunca había bajado del segundo lugar en el podio, pero una tanda de penales ante Suecia significó su primer regreso temprano a casa en la historia.

En el largo plazo, la historia recordará las medallas, los títulos olímpicos, pero el presente tendrá a otros como campeones olímpicos.