Se vienen tiempos difíciles para el futbol mexicano. Cuando los colores no importan y se convierten en un negocio, el precio que se debe pagar es muy caro. Hace mucho que el balompié dejó de ser un espectáculo, pues ahora cumple otras funciones y pocas veces apela a la esencia del deporte.

Te recomendamos: ¡A la deriva! Jóvenes de Lobos BUAP buscan oportunidades en otros clubes

Y eso lo saben los aficionados a Lobos BUAP, quienes se esperanzaron por ver a su club en Primera División, jugando contra los mejores del país. Los licántropos ilusionaron a toda una universidad e incluso un estado. Lo malo es que todo se fue a la basura por los malos manejos de la directiva y situaciones extra cancha que quizás nunca entenderemos.

Juárez sorprende a la Liga MX y contrata a delantero de la Bundesliga

Sin perderlo en la cancha, Lobos fue relegado del máximo circuito y en su lugar entró Bravos de Juárez. Y tras una disputa de pagos y demás, los fronterizos fueron oficializados por la Liga MX para jugar el Torneo Apertura 2019 en el más alto nivel.

Y ahora, de acuerdo con información de El Universal, Alfonso Esparza, rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) estará bajo investigación por un posible desvío de recursos, los cuales estaban destinados para la institución escolar, y en donde el club poblano surgió como medio para traspasar una cantidad cercana a los 400 millones de pesos.

Todo esto sale a la luz luego de una auditoría hecha entre 2007 y 2013. En ella también está involucrada la hija del rector, Luza Esparza, quien fungió durante mucho tiempo como a encargada de administrar las finanzas de Lobos BUAP. Su salida se debió a problemas con Mario Mendivil, entonces dueño de la franquicia.

El historial de Alfonso Esparza en auditorías es tal que el dirigente ya se empezó a mover para intentar una salida limpia ante todo este problema. Su meta es apurar la venta del equipo para borrar posibles evidencias de desvío de recursos.

La BUAP actuará legalmente contra Liga MX por venta Lobos-FC Juárez

Hasta el momento se desconoce quiénes son los encargados de la investigación, pero se rumora que esto pudo ser el resultado de una aclaración del tema o un escándalo en el que está involucrada la universidad.

Y por si te lo perdiste, mira todo el problema entre Lobos y Juárez: